Desaparición de ruth y josé

La Policía destituye a la forense que elaboró el primer informe

  • Tras conocer el nuevo auto procesal, admite que hubo un "error" y abre una investigación interna · Los sindicatos policiales apoyan la decisión de Interior

Comentarios 12

La Dirección General de la Policía relevó ayer de sus funciones a la técnica de Antropología de la Comisaría General de Policía Científica que determinó que los restos óseos hallados en la finca cordobesa de Las Quemadillas pertenecían a animales.

La Policía reconoció así que se trata de un "error", tras los tres informes complementarios elaborados por expertos que coinciden en que se trata de restos humanos y que podrían corresponder a los hermanos onubenses Ruth y José, desaparecidos desde el 8 de octubre de 2011.

Según informaron a Europa Press fuentes conocedoras de la investigación, se trata de Josefina Lamas, licenciada en Medicina y que trabaja para la Policía Científica desde mediados de los años 90.

Paralelamente, la Dirección General de la Policía ha abierto oficialmente una investigación interna sobre aquel primer informe antropológico, fechado el 11 de noviembre de 2011. Según explicó en un comunicado, esta decisión se produce tras el auto judicial emitido por Juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba que confirma que entre los restos analizados hay huesos humanos.

Con la decisión de destituir a la forense, la Policía Nacional pretende concretar las circunstancias que motivaron "el error del primer informe", una investigación interna con la que quiere establecer las medidas pertinentes para evitar que vuelva a producirse un hecho similar.

Hasta ayer, la Policía había hablado oficialmente de informes contradictorios, aunque extraoficialmente muchos agentes se "avergonzaron" de la "metedura de pata" de la forense. El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, adelantó el pasado viernes que la investigación se abrirá con la intención de depurar responsabilidades.

De otro lado, los principales sindicatos policiales coincidieron ayer en señalar que es "lógico" y "esperado" que la Dirección General de la Policía Nacional releve de su cargo a la técnico de antropología forense de la Científica que firmó el informe que concluía que los restos de la fogata de Las Quemadillas no eran humanos.

En declaraciones a Efe, el secretario del Sindicato Unificado de Policía (SUP), José Manuel Sánchez Fornet, destacó que está "dentro de lo normal" el cese de la médico así como que se abra una investigación interna porque, a su juicio, ha "fallado el protocolo" seguido.

Según Fornet, cuando unos restos hallados son de humanos se sigue investigando, pero no cuando se trata de animales, una práctica policial que debe cambiar a raíz de este error que ha afectado a la resolución del paradero de Ruth y José. Además, anunció que su sindicato va a plantear que la técnica afectada tenga un puesto de trabajo acorde a su preparación, aunque no sea el de realizar informes forenses, ya que sus dictámenes pueden ser cuestionados. "Es una excelente profesional", añadió.

Por su parte, Antonio Labrado, portavoz de la Confederación Española de Policía (CEP), aseguró que la decisión era "esperada" porque se trata de "un error importante que ha retrasado diez meses la resolución del caso". Labrado consideró que, ante la presión de la opinión pública, la experta será trasladada a un puesto de "menor responsabilidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios