La Policía frustra un intento de introducir 1.200 kilos de hachís por el Guadalquivir

  • Los agentes pusieron en fuga entre Sanlúcar y La Algaida a los 'narcos', que iban en lanchas

La Policía Nacional ha intervenido 1.200 kilos de hachís en una embarcación que navegaba por el río Guadalquivir, entre las localidades gaditanas de Sanlúcar de Barrameda y La Algaida, en una operación en la que los narcotraficantes se dieron a la fuga.

La investigación policial comenzó a principios del pasado mes de junio, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que un grupo de individuos, de origen español y magrebí, se dedicaban a introducir en España importantes cantidades del estupefaciente procedente de Marruecos a través de lanchas rápidas, según informó la Policía en un comunicado.

Los investigadores detectaron que la red iba a intentar introducir una importante cantidad de hachís por el Guadalquivir y establecieron un dispositivo especial para. Al anochecer del día señalado, que no se precisa en la nota de la Policía, un helicóptero de la Agencia Tributaria visualizó la embarcación a unas siete millas de la desembocadura del río Guadalquivir y emprendió su seguimiento, junto con agentes desplegados por tierra, mientras la barca subía río arriba hasta tocar la orilla en la desembocadura de un canal de salida en la localidad de Bonanza.

Al detectar la presencia policial, los traficantes emprendieron rápidamente la huida hacia la desembocadura al tiempo que arrojaban los fardos por la borda. En la orilla del río fueron hallados 39 fardos de hachís con un peso aproximado de 1.200 kilos. La operación, denominada Brother y que continúa abierta, ha sido realizada por el Grupo de Respuesta Especial al Crimen Organizado de Cádizi, con el apoyo de la Agencia Tributaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios