'Caso Ruth y José'

Rafael Bretón niega haber manipulado el móvil y dice que su familia no miente

  • El hermano del presunto asesino defiende que tanto él como sus padres y su hermana han colaborado "desde el principio".

Comentarios 15

Después de casi un año en el más absoluto silencio, la familia de José Bretón se dirigió ayer a la opinión pública para defender su inocencia. Fue Rafael Bretón, el hermano del presunto asesino, quien a través de su abogado remitió una nota a los medios de comunicación para defender que tanto él como sus familiares han "colaborado en todo desde el principio y en ningún momento hemos mentido o falseado hechos". Esta aclaración se produce un día después de que la familia se acogiera a su derecho a no declarar ante el juez instructor, José Luis Rodríguez Lainz, y de que la abogada de la acusación particular, María del Reposo Carrero, dijera que Rafael podría haber manipulado el móvil de Bretón para borrar llamadas y mensajes comprometedores.

Carrero ya avanzó hace unas semanas que había solicitado al juez instructor que abriera diligencias contra varios familiares por un presunto delito de obstrucción a la Justicia por entorpecer supuestamente la investigación. "Además del infierno que vivimos a diario por la desaparición de los niños, tenemos que soportar insultos, acoso y agresiones, que son la consecuencia del vertido de acusaciones falsas e infundadas, ante las que nos encontramos en total desamparo", se expresó Rafael Bretón. La familia acudió el miércoles a declarar a la Audiencia Provincial escoltada por la Policía para evitar incidentes como los del mes de mayo, cuando Rafael llegó a ser agredido a la salida de los juzgados.

El tío de Ruth y José dedica los puntos principales del comunicado a defenderse de las declaraciones de la acusación particular, que encargó a la firma Net Computer Forensic que realizara un segundo volcado del móvil de Bretón para averiguar si había eliminado datos. El informe concluye que Rafael, que se quedó con el teléfono el 16 de noviembre de 2011, eliminó supuestamente 103 llamadas registradas entre el 10 y el 17 de octubre, la semana entre la desaparición de los niños y la detención del progenitor.

Rafael Bretón consideró una "injuria" las declaraciones de Carrero e insistió en que no borró ninguna llamada del terminal de su hermano. "Como se puede comprobar, los teléfonos móviles tienen una memoria limitada de registro de llamadas y al estar el móvil encendido y seguir recibiendo o realizando llamadas, van desapareciendo las más antiguas", explicó Rafael Bretón, quien insistió en que "el resultado del informe habría sido el mismo aunque el móvil encendido hubiera estado custodiado en Comisaría". "No tiene sentido borrar llamadas", pues la operadora de telefonía "guarda registro" de todas, y "más aún cuando la Policía en dos ocasiones había extraído la información", se excusó.

El hermano de Bretón, quien hace unos meses denunció a varios familiares de Ruth Ortiz, reconoció "entender la animadversión" hacia el presunto asesino, pero señaló que no acaba de comprender "porqué dirigir la ira y las sospechas contra mi persona o mi familia, cuando no somos responsables de los hechos". "Son mis sobrinos los que hoy no están, y mi familia la que está viviendo una tragedia y sufriendo como nadie puede imaginar", confesó. Es la primera vez que un familiar de Bretón comparte abiertamente el pesar por lo acontecido.

Los peritos que han elaborado los cinco informes sobre los restos óseos hallados en la hoguera ratificarán hoy sus escritos ante el juez; está previsto que la perito que realizó el primer informe y afirmó que los huesos eran de animales rectifique.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios