Regresa a la cárcel la parricida de Pilas tras dar a luz a una niña

  • La recién nacida sigue en el hospital de Valme a la espera de ser entregada a su padre, al que un juez otorgó la custodia. La detenida va a recurrir esa decisión.

Comentarios 9

La mujer acusada de congelar a dos bebés recién nacidos ha recibido el alta médica en el hospital de Valme de Sevilla y ha regresado a la cárcel tras dar a luz el pasado viernes una niña, el quinto de sus hijos. Fuentes del caso han informado este lunes de que la acusada, Sara López, recibió el alta médica este domingo y fue trasladada de regreso a la cárcel de mujeres de Alcalá de Guadaíra, donde permanece ingresada desde el 12 de noviembre a raíz del hallazgo de un primer bebé muerto en un congelador de su domicilio de Pilas (Sevilla). Posteriormente, su esposo encontró el pasado 27 de noviembre un segundo recién nacido en otro congelador de su vivienda. Ambos partos se habían producido unos años antes y el avance de autopsia de ambos indicó que nacieron con vida.

La niña nacida el viernes continúa en el hospital a la espera de ser entregada a su padre, según determinó el juez de Sanlúcar la Mayor, han añadido las citadas fuentes. La niña nació el pasado viernes y quedó ingresada en la sección de Neonatología del hospital para cumplir la orden judicial de que no existiese ningún tipo de contacto entre ella y la madre. Sara López, que salía de cuentas en la segunda semana de diciembre, se puso de parto a las 17:30 en la cárcel y fue trasladada al hospital, donde a las 19:00 nació la niña. Durante los dos días que permaneció ingresada en el departamento de ginecología del hospital, estuvo custodiada por la Policía. 

El abogado de la acusada va a recurrir la decisión del juez de conceder a su esposo la custodia de la niña. Fuentes del caso han informado de que el abogado de la madre va a presentar este martes su recurso ante el juez número 3 de Sanlúcar la Mayor (Sevilla), para lo que espera contar entonces con unos informes psicológicos remitidos por la cárcel al juzgado. Además, argumentará que la voluntad de la madre es que la pequeña quede bajo custodia de su hermana, a quien considera la persona idónea para hacerse cargo de ella.

La mujer tiene otros dos hijos de 11 y 14 años y el juez de instrucción 3 de Sanlúcar la Mayor concedió la custodia de la recién nacida al marido, frente a la petición del abogado de la madre de que fuese otorgada a su hermana dadas las conflictivas relaciones que mantenía la pareja. 

La mujer, que está acusada de dos presuntos delitos de asesinato con alevosía, ha declarado que el primer bebé nació muerto y que lo guardó en el congelador "para no desprenderse de él", mientras que no recuerda nada del segundo embarazo. El caso se encuentra bajo secreto del sumario y la semana pasada la Guardia Civil registró durante tres días, con ayuda de perros especializados, seis domicilios de Pilas relacionados con la acusada y sus familiares y dos fincas propiedad de la familia en los alrededores de la localidad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios