El SAT y vecinos de Espera toman una sucursal de Bankia en Arcos

  • El alcalde, Pedro Romero (IU), argumenta que la situación es "insostenible" en la Sierra y reclama la atención del Gobierno para frenar la alta tasa de desempleo

Comentarios 39

Miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) y de Izquierda Unida en Espera ocuparon ayer por la mañana, de manera pacífica, la entidad bancaria Caja Madrid, en Arcos, en protesta por el rescate económico que el Estado ha hecho a Bankia y no a los parados.

Los manifestantes, encabezados por el alcalde de Espera y diputado provincial, Pedro Romero (IU), iniciaron el encierro sobre las diez y media de la mañana, en esta sede del Paseo de Andalucía, en  Arcos, que se prolongó hasta la una de la tarde sin que tuviera que intervenir la Guardia Civil, que se personó en la zona. Los empleados de la entidad bancaria se vieron sorprendidos por esta acción reivindicativa, que paralizó la actividad de la sucursal.

El propio alcalde espereño justificó que la situación que están sufriendo las familias en la Sierra por la crisis es ya “insostenible”  mientras el Gobierno se dedica al rescate de la banca y no hace caso a los planes especiales de empleo que se reclaman.

 “La situación no tiene nombre. Hay gente que no percibe ni un euro y los ayuntamientos no podemos ayudar, porque a nosotros sí nos tienen intervenidos. No podemos pedir préstamos ni socorrer a las familias. Y no se dignan a sentarse  para elaborar un planteamiento serio para esta comarca”, criticó. Ante ello, destacó que la zona está llegando a límites de “miseria” empujada por la alta tasa de desempleo, que en “el caso de mi pueblo alcanza hasta el 60% de paro. Y no sabemos hasta dónde llegará esto”, añadió el regidor izquierdista.

Romero cifró en casi un centenar las personas que participaron ayer en esta ocupación llegados en un autobús y coches particulares desde la vecina localidad de Espera. Con esta protesta, el SAT anunció un nuevo calendario de movilizaciones que se abre a partir de ahora. “Queremos  rechazar lo que está pasando en este país, con una Sierra que va a peor, donde los más humildes ya no tienen cómo defenderse”, sostenía el alcalde en mitad de la concentración dentro de la entidad. “Habrá nuevas movilizaciones. No tenemos límites. Lo mismo nos da un barco que un banco”, dijo en referencia a la ocupación hace más de un año de un barco, por el SAT,  en el muelle de Cádiz.

Fue el mismo alcalde quien comunicó, en un primer momento, al director de la sucursal los motivos de esta protesta que no iban contra los trabajadores de allí sino contra el sistema. Finalmente y tras la celebración de una asamblea sindical en la propia sede, los jornaleros terminaron el encierro sobre la una de la tarde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios