La SGAE quiere cobrar por las marchas procesionales y las sevillanas en la feria

  • La asociación Velázquez por Sevilla critica la "voracidad insaciable" de la Sociedad General de Autores por su pretensión de percibir derechos de autor por la Semana Santa y la Feria.

Comentarios 19

La asociación Velázquez por Sevilla ha remitido una carta al presidente de la Sociedad General de Autores (SGAE), Teddy Bautista, donde critica la "voracidad insaciable" de esta organización al querer que tanto las hermandades de Sevilla como las casetas de la Feria de Abril paguen derechos de autor por las marchas procesionales que sean interpretadas en la estación de penitencia y las sevillanas que se escuchen en el real abrileño, respectivamente.

En la carta remitida por el vicepresidente de Velázquez por Sevilla, Enrique Arias, la asociación plantea a la SGAE "si tiene en cuenta que tanto las marchas procesionales como las sevillanas están escritas para una fiesta o, dicho en otras palabras, que no tienen sentido sin esa celebración popular para la que son concebidas".

En este sentido, considera que plantear que una hermandad haya de satisfacer una cantidad por interpretar una marcha dedicada a su titular "es tan absurdo como que, por ejemplo, la Hermandad de la Macarena hubiera exigido un derecho económico a todos esos autores que le han compuesto marchas en el pasado por utilizar el nombre de su advocación", algo que "en la lógica que aplica la SGAE sería planteable".

De igual modo, asegura desconocer "quién beneficia a quién, si la hermandad que permite la interpretación de una marcha o su autor", y cuestiona a la SGAE sobre "si ha calculado el perjuicio que causaría a este último la negativa de las cofradías a interpretar su creación".

"Algo parecido cabe aplicar a las casetas de la Feria de Abril", prosigue Arias, quien se pregunta asimismo "si sufre el autor o intérprete un perjuicio por que en una caseta se escuche su disco o más bien recibe una promoción gratuita". "¿No resultaría perjudicial la negativa de las casetas a poner determinado disco?", apostilla.

Por ello, y tras instar a la SGAE a "dejar en paz" a las fiestas de primavera hispalenses, opina que "es bien sencillo evitar que se interprete una marcha indebidamente", e insta a la SGAE a crear un registro de aquellas marchas cuyos autores no autoricen que sean interpretadas sin pasar por caja, y lo mismo con las sevillanas. "Les auguramos que las fiestas de Sevilla saldrán indemnes de esa exigencia económica y finalmente serán los propios autores quienes den la espalda a esos registros", asevera.

"Carece de todo sentido querer obtener beneficio económico precisamente de unas celebraciones populares que constituyen la plataforma que nos dan a conocer sus obras", señala Arias, quien recuerda que en España los ciudadanos "ya pagan un canon digital, de dudosa constitucionalidad, por la compra de soportes como los discos compactos o los DVD, se copie en ellos una canción, una película o nuestro propio diario escrito por nosotros mismos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios