San Sebastián apuesta por la cultura del País Vasco y la "normalización política"

  • Izagirre pronuncia parte de su discurso en euskera y se muestra partidario de fortalecer esta lengua y las culturas minoritarias porque "la diversidad es un valor fundamental en esta Europa cosmopolita"

Comentarios 4

El impulso de la cultura vasca y la "normalización política" representan las líneas básicas del trabajo que seguirá San Sebastián desde ahora hasta 2016, el año en el que recogerá el testigo como Capital de la Cultura en Europa. Así lo adelantó ayer el alcalde de esta ciudad, Juan Karlos Izagirre (Bildu), tras conocer el fallo del jurado, una decisión que dejó fuera a Córdoba. El regidor donostiarra, visiblemente eufórico y acompañado para la ocasión por el resto de componentes de su delegación, concretó que se "impulsará nuestra lengua y cultura, se trabajará por un nuevo periodo de normalización política y pacificación en nuestra tierra que culminará con una Donostia abierta al mundo y receptiva a todas las culturas en un marco de respeto democrático a todas las personas y a todos los pueblos".

Durante su intervención, Izagirre agradeció al jurado que haya apostado por un proyecto "novedoso, arriesgado y fresco" como el de San Sebastián. También tuvo palabras para el resto de ciudades participantes, todas ellas "merecedoras de reconocimiento por el trabajo realizado". Al margen de sentirse orgulloso por el logro y reconocer el esfuerzo de las otras cinco ciudades finalistas, el alcalde manifestó que "ser elegido es un honor, pero no olvidemos que lo verdaderamente importante es la experiencia vivida, el trabajo conjunto, la ilusión por lograr unos objetivos de manera participativa", añadió.

Izagirre resaltó el trabajo realizado años atrás y consideró a este respecto que "del camino andado durante estas experiencias siempre quedan unos posos, que son el abono para nuevas ideas, nuevos proyectos". Confió en que las personas que han trabajado por sus respectivas candidaturas "sepan aprovechar este poso". El alcalde de San Sebastián se ocupó asimismo de la ciudad polaca de Wroclaw, con la que compartirá la Capitalidad Cultural de Europa en 2016 y confió en hacer con ella "un trabajo conjunto fructífero".

No obstante, su mayor felicitación la dirigió a la labor del equipo técnico que ha trabajado durante años en este proyectos. Asegurado que "se abre un proceso de ilusión y de preparación activo y dinámico" para 2016 en el que esperan "seguir sumando nuevas aportaciones y en el que se fortalecerá la participación ciudadana". El primer edil de Bildu pronunció parte de su discurso en euskera para destacar que es "el idioma propio de los donostiarras" y abundó en el impulso que se quiere dar a la lengua vasca. Tuvo un recuerdo para las "lenguas minoritarias de Europa y del mundo" porque "la diversidad y lo pequeño son valores fundamentales en esta Europa cosmopolita".

Concluyó que este proyecto suscita "esperanza", ya que, en su opinión, ha conseguido "unir a personas e ideologías diferentes". De este modo, se refirió a la presencia de representantes de todos los partidos del Ayuntamiento donostiarra, así como de representantes del Gobierno vasco y del exalcalde, Odón Elorza. Insistió en que el equipo de San Sebastián 2016 son "los verdaderos artífices de este logro". "Tenemos mucho trabajo por delante y estoy seguro de que lo realizaremos perfectamente", finalizó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios