Sandokán declara un saldo en su cuenta corriente de apenas 4.000 euros

  • El inminente portavoz de UCOR y jefe de la oposición municipal en Córdoba presenta su declaración oficial de bienes e intereses

El futuro portavoz en el Ayuntamiento de Córdoba de Unión Cordobesa (UCOR) y jefe de la oposición municipal en el próximo mandato que se inicia hoy, Rafael Gómez, Sandokán, entregó ayer sus credenciales y la declaración de bienes e intereses. En el documento, Gómez declara un saldo en cuenta de apenas 4.000 euros.

Es conocido que Gómez mantiene un largo litigio con el Ayuntamiento de Córdoba a cuenta de la construcción sin licencia de las naves de Colecor, por la que tiene impuesta una sanción urbanística, pendiente de sentencia judicial firme, por valor de 24,6 millones de euros. Jurídicamente, el empresario no adeuda personalmente nada al Ayuntamiento, puesto que no se ha iniciado requerimiento alguno para el cobro de la deuda municipal.

La declaración obliga a fijar los bienes que pertenecen a la persona física del concejal, no así el activo o el pasivo que se encuentra en manos de sociedades de las que el edil electo es propietario o responsable legal.

El portavoz y presidente de Unión Cordobesa declara en primer lugar que, profesionalmente, es administrador solidario de la sociedad limitada Grupo de Empresas Rafael Gómez Sánchez. Adjunta una copia de la declaración de la Renta de 2009 en la que los ingresos de él y su mujer ascendieron a 146.395,51 euros. Aparte del dato de los 4.000 euros de saldo en cuenta corriente, Gómez declara nueve propiedades en Córdoba, sólo una de ellas compartida con otras personas, valoradas en su conjunto en más de 443.000 euros.

Según su declaración, Gómez no tiene nada invertido fuera de su grupo de empresas. Ni acciones, ni una cartera de deuda pública, ni un plan de pensiones. Sí declara una cantidad que ronda los 16 millones de euros en participaciones o acciones de sociedades limitadas, relacionadas con su grupo de empresas, fundamentalmente relacionadas con el sector inmobiliario y de la construcción. Gómez reorganizó durante el inicio de la crisis su vasta organización societaria cambiando la denominación, extinguiendo o modificado los administradores de un largo número de mercantiles, limitadas y anónimas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios