El Supremo tardará un mes más en decidir sobre el caso Marta

  • En la vista, celebrada el 7 de noviembre, los padres de la joven reclamaron la repetición del juicio.

El Tribunal Supremo ha acordado darse treinta días hábiles de prórroga para dictar sentencia en la causa de la joven sevillana Marta del Castillo, "dada la complejidad del caso", lo que significa que la resolución podría no estar lista hasta el 11 de enero, han informado fuentes del alto tribunal. 

Así lo ha acordado la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo -compuesta por Antonio del Moral (ponente), Carlos Granados, Joaquín Giménez, Miguel Colmenero y Alberto Jorge Barreiro- en un auto que ya ha sido notificado al Ministerio Fiscal, según las citadas fuentes. 

El pasado 22 de noviembre venció el plazo de diez días con que cuenta la Sala para dictar sentencia tras la celebración de una vista, con lo que la prorroga de treinta días hábiles vencería el próximo 11 de enero. 

Ello no implica que el tribunal no pueda dictar la sentencia antes de esa fecha y también puede darse el caso que, transcurrido ese tiempo, acuerde una nueva prorroga apoyándose en "la complejidad del caso". 

El pasado 7 de noviembre, el Tribunal Supremo celebró la vista de los recursos para la revisión de la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Sevilla, que condenó a 20 años de cárcel a Miguel Carcaño como autor del asesinato de la joven sevillana y absolvió a sus tres presuntos cómplices. 

Durante la vista, a la que acudieron los padres y el abuelo de Marta, el fiscal y el abogado de la familia de la joven pidieron un nuevo juicio a los tres presuntos cómplices de Carcaño, para que sean condenados por ayudarle a deshacerse del cadáver, del que aún se desconoce el paradero tras su desaparición el 24 de enero de 2009. 

Se trata del amigo de Carcaño, Samuel Benítez, su hermano Francisco Javier Delgado y la novia de este, María García, a los que la Audiencia de Sevilla absolvió por falta de pruebas, por lo que pidieron que sean juzgados por un tribunal "no contaminado". 

Ambas acusaciones reclamaron además que se juzgue de nuevo a Carcaño y se le condene por "profanación de cadáver", por no informar de su paradero y dar varias versiones que incrementaron el dolor de la familia y el coste de la búsqueda. 

El abogado de la familia también lamentó "el doble enjuiciamiento" en esta causa, el del entonces menor, apodado el Cuco, por un lado, y el de los mayores por otro, porque considera que al haber una sentencia previa -la del menor- la Audiencia de Sevilla ha estado condicionada por ella. 

La defensa de Carcaño también recurrió la sentencia al considerar que su cliente debió ser condenado por homicidio y no por asesinato por no incurrir en "alevosía sorpresiva" al matar a Marta con un cenicero, alegando que la joven tuvo tiempo de verle como lo cogía para golpearle. 

Por su parte, las defensas de los tres absueltos se opusieron a las pretensiones de las acusaciones elogiando la "razonabilidad" de la sentencia de la Audiencia de Sevilla, que por contra fue muy criticada, por "incoherente" y "absurda", por el fiscal y el abogado de la familia. 

Antes de entrar en el Supremo, el padre de Marta, Antonio del Castillo, apeló a que se "haga justicia" para "no tener que ir fuera de España, a Estrasburgo, a pedirla" y opinó que la Audiencia de Sevilla quiso dejar a estos imputados libres y cogió a Carcaño "como cabeza de turco para que nosotros nos calláramos la boca". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios