pugna por el liderazgo socialista

Duelo socialista en los muelles

  • Quince minutos a pie, a 'paso Rajoy', separan los mítines de Susana Díaz y de Pedro Sánchez en una pugna que gana la andaluza, aunque el ex secretario pone una pica en Triana.

Comentarios 5

A paso Rajoy, se tardan 15 minutos en recorrer la distancia que separa el muelle de las Delicias y el de la Sal, ambos en la misma orilla del río Guadalquivir, al otro lado de los barrios de los Remedios y de Triana, hay que pasar por debajo de tres puentes, uno, dos, tres, a la altura de la Torre del Oro la voz perdida de Susana Díaz se confunde con el acento de la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, que ha venido a Sevilla a apoyar a su contrincante, Pedro Sánchez. Algunos periodistas fueron de un mitin a otro -ambos tenían el mismo horario- en bicicleta, otros en taxi y algunos a pie, pero al paso ligero del presidente del Gobierno. Son quince minutos, la extrema rivalidad de estas primarias socialistas y lo incierto de su resultado el próximo domingo han permitido esto, casi cubrir, en términos periodísticos, los dos mítines de los dos rivales con opciones, Susana Díaz y Pedro Sánchez, uno de los dos será el próximo secretario general del PSOE, un total de 187.949 militantes socialistas decidirán en 24 horas quién será el líder del gran partido de la izquierda española.

Susana Díaz habla durante un momento del mitin. Susana Díaz habla durante un momento del mitin.

Susana Díaz habla durante un momento del mitin. / Juan Carlos Vázquez

El PSOE cierra sus primarias más disputadas, las más controvertidas porque la distancia que separa a los dos en liza es inversamente proporcional a la que dista entre los dos muelles. Pedro Sánchez reunió a menos personas que Susana Díaz, de 2.000 a 4.000 en cada uno de los muelles, pero el ex secretario general demostró su arrojo con esta convocatoria, centrada a pocos metros del barrio de la presidenta, casi en su casa, él ha desafiado a todo el partido, a los viejos líderes, a los dos ex presidentes del Gobierno y a la dirección del PSOE andaluz, cuya federación decidirá la elección del domingo. Son 45.858 afiliados, el 24,3% del partido, y de su participación va a depender en buena medida que su líder, Susana Díaz, sea la próxima secretaria general del PSOE, la primera mujer en serlo.Los susanistas saben más de campañas electorales que los pedristas, Susana Díaz es fruto del PSOE sevillano, más Guerra que Felipe, el ex vicepresidente le acompañó en el muelle y el equipo creó mucho mejor el escenario que el de Pedro Sánchez: un cuadrilatero, ella en el centro y gradas elevadas en cada uno de los lados. El PSOE español (valga por este vez esta pésima redundancia) aún tiene que aprender del andaluz. Desde que se presentaron los avales, la dirección de Susana Díaz sabe qué barones se durmieron en los laureles y a quiénes han tenido que picar estos últimos días. En Valencia "ha cambiado el ambiente", se explica desde el equipo de Díaz, Ximo Puig ha bajado a la arena, y lo mismo le ha ocurrido a Guillermo Fernández Vara en Extremadura y a Emiliano García Page en La Mancha, se han echado a las carreteras a buscar votos, a rebañar en el censo para sacar a los afiliados a votar este domingo, una fuerte participación beneficiaría a la presidenta andaluza.

Susana Díaz es más mitinera, levanta al público entregado con una letanía que, no obstante, lleva repitiendo desde el primer día: quiere un PSOE que gane elecciones generales, lo que llama al recuerdo de su contrincante, que ha perdido dos, y quiere un PSOE grande, sin ataduras con Podemos y con Pablo Iglesias. "Estas primarias se le están contagiando a algunos, a Rajoy y a Pablo Iglesias; si ellos pudieran, votarían", señaló Díaz, dejando ver las relaciones de Sánchez con el líder morado.

Fuente: PSOE; Gráfico: Departamento de Infografía Fuente: PSOE; Gráfico: Departamento de Infografía

Fuente: PSOE; Gráfico: Departamento de Infografía

Susana Díaz apurará este sábado las últimas horas de campaña, participa en dos actos en la provincia de Cáceres. Extremadura es una de las federaciones más afines, ella ganó allí en la recogida de avales, como en Castilla-La Mancha, en Madrid y en Aragón. Para vencer, necesita exprimir la participación de los andaluces y recortar distancias con Pedro Sánchez en Cataluña, la comunidad que se ha rebelado con su gran problema. Los socialistas catalanes estuvieron a punto de no poder participar en estas primarias como consecuencia de su rebelión en la sesión de investidura de Rajoy, pero se les levantó la barrera con un compromiso de lealtad hacia el comité federal y con la promesa de su dirección de ser neutral. Pero su primer secretario, Miquel Iceta, no ha cumplido o ha optado por la misma "neutralidad activa" que le llevó a Griñán a apoyar a Carme Chacón frente a Rubalcaba. los pedristas sacaron 6.000 avales en Cataluña y quieren recoger 10.000 votos, mientras los susanistas aspiran, como mucho, a los 2.000 sufragios. Si esta diferencia, la brecha catalana, es la que decide la elección, el PSOE se encontrará con un problema el lunes, porque lo que le habría costado la victoria a Susana Díaz habrá sido su firmeza en torno a la idea de España.

Susana Díaz: "A Rajoy y a Iglesias se le han contagiado las primarias, votarían el domingo si pudieran"

Hay dos PSOE, pero no son muy diferentes, les separa los dos candidatos en liza, irreconciliables por biografía. Si se tuviera que señalar alguna diferencia entre los muelles, se diría que quienes estuvieron con Susana Díaz eran más "cien por cien PSOE", más sombreros amarillentos, más caras morenas, más parecido al paisanaje de los mítines de este partido en Andalucía. No es que los de Sánchez fuesen del barrio de Los Remedios -casi en frente- o de la pijintelectualidad de Podemos, pero daba la impresión de que, entreverados, había muchos simpatizantes de Pedro Sánchez que aún no militan en el PSOE.

Las urnas de los socialistas se abre este domingo a las 8:00, hay 2.907 centros donde se ejercerá este derecho y en donde cada militante podrá escoger la papeleta en la más absoluta privacidad, dentro de cabinas o en una habitación aislada. Las papeletas sólo se encontrarán en estos recintos, nadie podrá presionar, ni con la mirada. Los pedristas han apurado todas las exigencias de limpieza en previsión de que el liderazgo se decida por muy pocos votos; entre los susanistas, la sensación es otra, la que el partido, el de siempre, no les fallará.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios