El TSJA admite a trámite un recurso contra un manual de Ciudadanía

  • La familia Cano, de Bollullos Par del Condado, insiste en que uno de sus hijos no asista a las clases de la asignatura

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha admitido a trámite el recurso contencioso administrativo presentado por la familia Flores Cano, de Bollullos Par del Condado (Huelva), para impugnar el manual de la editorial McGraw Hil de Educación para la Ciudadanía (EpC). El recurso fue presentado contra la comunicación del viceconsejero de Educación, Sebastián Cano, de fecha 17 de abril del 2009, por la que desestimaba la petición formulada por dichos padres que pedían que a su hijo no se le impartieran unos contenidos que consideran "adoctrinadores y contrarios a la neutralidad ideológica que supuestamente debe mantener la polémica asignatura".

El citado procedimiento es el primero que se articula contra los contenidos que se imparten en la asignatura Educación para la Ciudadanía, después de la Jurisprudencia Sentada por el Tribunal Supremo mediante sentencias de 11 de Febrero del 2009 por las que advertía sobre la prohibición de trasmitir en materia educativa contenidos que tuvieran un carácter adoctrinador o que trasladaran al centro escolar debates ideológicos existentes en la sociedad. El Supremo abría así esta vía al tiempo que negaba la posibilidad de ejercer la objeción de conciencia frente a la asignatura.

Abel Martínez, abogado de la familia Flores Cano, manifestó que el recurso supone "la primera piedra en la ardua tarea que les queda a los padres para conseguir que se respete el ejercicio pleno de su derecho a la libertad ideológica y religiosa y a elegir para sus hijos la educación moral que desean".

Para el presidente del Foro Español de la Familia, Benigno Blanco, la admisión a trámite del recurso "es el primer paso de muchos padres preocupados por la libertad de educación y el no adoctrinamiento de sus hijos en las escuelas".

Por su parte, la familia Flores Cano recibió con "alegría y precaución" la decisión del TSJA. La madre, Dolores Cano, señaló que espera ahora "medidas cautelares para que no tenga que ir a clase" uno de sus hijos. La mujer explicó que espera "ver cómo termina" y si se adoptan medidas cautelares que harán que su hijo "no sea evaluado por la asignatura", ya que no ha asistido a clase desde el primer momento.

La medida del TSJA afecta tan sólo a este niño, que el próximo año cursará 4º de ESO y podría volver a tener esta asignatura. Otros dos hermanos, debido a su etapa escolar, podrían enfrentarse el curso siguiente a la misma, uno que estudiará 3º de ESO, donde está incluida, y otra que estará en sexto de Primaria, donde "se cree que podría cursarla", según indicó la madre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios