La UE pide nuevos informes de la situación de la Ría de Huelva

  • Propone estudios sobre la contaminación en agua, suelos, aire, empleados y población

Más estudios, más diálogo y una rehabilitación que haga posible la generación de empleo verde. Esas son las recetas del grupo de europarlamentarios que visitó Huelva en febrero para realizar un diagnóstico de su situación ambiental, expuestas ayer ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo.

Este organismo conocía las conclusiones provisionales de la visita provocada por cuatro denuncias presentadas por diversos colectivos sobre la supuesta vulneración de varias directivas europeas en el área de la Ría de Huelva, en concreto en los depósitos de fosfoyeso en las Marismas del Rincón y en el almacenamiento de residuos contaminados con el isótopo radiactivo cesio-137 en las Marismas de Mendaña.

Los parlamentarios reconocen en su informe los numerosos estudios científicos realizados en materia de epidemiología, radiología, toxicología y otras cuestiones, pero consideran que estos deberían ampliarse con otros trabajos sobre la situación ambiental de Huelva y su relación con los depósitos de fosfoyesos. Entre ellos, un estudio específico "más detallado" sobre los trabajadores de la industria, así como una investigación del impacto específico de la contaminación del suelo y el agua, trabajo este último que debería cubrir la zona en la que están enterrados los residuos contaminados con cesio-137. Además, los eurodiputados llegan a la conclusión de que es necesario coordinar los estudios existentes y complementarlos para "demostrar la correlación específica entre el vertido de residuos peligrosos y su impacto en la salud pública".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios