El alcalde de Ayamonte niega irregularidades en la urbanización de una zona costera

  • Antonio Rodríguez (PSOE) declara como imputado por una recalificación de suelo protegido

Cinco de los nueve imputados en la causa abierta por la presunta trama de irregularidades urbanísticas en Isla Canela, en Ayamonte, se sentaron ayer ante el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 del partido judicial costero, que había requerido su comparecencia para tomarles declaración. El alcalde de Ayamonte, Antonio Rodríguez Castillo (PSOE), fue llamado por el juez en calidad de imputado por un delito contra la ordenación del territorio. Fuentes relacionadas con el procedimiento indicaron que el regidor negó ante el juez que se hubiera producido un cambio de uso en la superficie de 148.214 metros cuadrados destinada a zona verde, y sobre la que se acabaron construyendo 800 viviendas en primera línea de la playa de Isla Canela.

El ex alcalde Rafael González solicitó al juez la suspensión de las comparecencias señaladas, petición a la que se opuso de plano el instructor. Se le atribuye inicialmente la comisión de delitos de prevaricación urbanística, contra la ordenación del territorio, contra el medio ambiente, estafa y cohecho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios