El alcalde de Pozoblanco dimite del cargo y cree una "tragedia" que lo herede su partido

  • García de Torres fue expulsado del PSOE y pasará al grupo mixto para que el PA tome el gobierno

El alcalde del municipio cordobés de Pozoblanco, Benito García de Torres, formalizará su renuncia a la Alcaldía en un pleno extraordinario convocado para el 25 de junio, si bien conservará su acta de concejal pese a haber sido expulsado de las filas del PSOE.

García de Torres formalizó su renuncia y aportó otro documento en el que designaba al portavoz andalucista, Emiliano Pozuelo, como teniente alcalde. Las posturas que mantienen las distintas formaciones políticas en la ciudad, PP próximas a PA y PSOE a IU, hace que se establezca un empate de ocho votos por cada lado de tal forma que el voto de García, que ha pasado al grupo mixto tras su expulsión del PSOE, sería crucial para la elección del nuevo regidor.

García de Torres ha indicado que toma la decisión "por coherencia política" tras no haber llegado a un acuerdo ni con Partido Popular ni con Partido Andalucista, las dos formaciones políticas con las que ha negociado un posible gobierno "de transición o de emergencia".

El todavía alcade ha reconocido que se va "tranquilo porque he hecho todo lo que he podido y si no he hecho más ha sido porque no me han dejado", si bien no quiso adelantar su opción de voto en el pleno que será determinante para ver quien toma las riendas del Ayuntamiento. El alcalde indicó que si el socialista Manuel Llergo fuera el próximo alcade sería "una tragedia para la localidad".

Benito García aclaró que desde el 1 de julio se incorporará a la plaza que tiene en un colegio de Toledo e indicó que "seguiré trabajando por Pozoblanco desde ese grupo mixto que se creó con mi expulsión del partido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios