Los alumnos de la ESO ven el maltrato escolar como algo natural

  • Una tesis doctoral desvela que el 21,5% de los escolares son indiferentes a la violencia

Comentarios 2

"Algo que ocurre desde siempre y que va a continuar". Ésta es la visión que tienen del acoso escolar o bullying los 1.237 niños granadinos y portugueses, de entre 11 y 16 años, que ha entrevistado María Jesús Caurcel, integrante del departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad de Granada, para elaborar su tesis doctoral.

"Dar voz a sus protagonistas" y "descubrir los pensamientos de los adolescentes sobre el maltrato escolar" motivó a esta joven a investigar dicho fenómeno, siempre analizado por profesores y padres.

El trabajo arroja "una visión negativa" del asunto, según valora su autora. La investigación indica que estos incidentes son frecuentes en el 55% de las escuelas estudiadas, ya sean públicas, privadas o concertadas; y de procedencia lusa o española. En todos los centros se han hallado ejemplos de cada comportamiento de victimización. Las tasas de incidencia apuntan a un 7,3% de víctimas, un 8,5% de agresores y un 84,1% de espectadores, que son aquéllos que presencian los incidentes sin decantarse por ninguno de sus protagonistas. Las víctimas son vistas como "personas pasivas y socialmente incompetentes" y a los agresores como "personas fuertes, valientes y extrovertidas".

Uno de los resultados que más sorprendió a Caurcel fue que, al mostrar a los alumnos una historieta con escenas de acoso, el 21,5% de los chicos reaccionaran con "indiferencia". La aprobación de estos actos (17,4%), por parte de los agresores y su entorno, y el rechazo, por parte de la mayoría, "era algo previsible, pero no la indiferencia".

La investigación muestra que las chicas, "más sensibles", critican estas actitudes y se identifican con las víctimas. En cambio, la mayoría de los niños opina que las víctimas "deberían avergonzarse y sentirse culpables". María Jesús Caurcel cree que hay que cambiar su mentalidad "interviniendo en las aulas desde Infantil para inculcar tolerancia y compromiso social". Su propuesta es implantar una asignatura como Educación Para la Ciudadanía, "con la que coincido porque hay que enseñar a los chavales a convivir". Las tutorías son otra opción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios