La ampliación de Doñana que propone la Junta busca proteger 121.000 hectáreas

  • El Consejo de Participación "da la bienvenida" a la propuesta de Medio Ambiente · Felipe González aboga por el fomento de actividades creativas y "más imaginación" ante la falta de recursos

La ampliación en más de 13.000 hectáreas del Espacio Natural de Doñana propuesta ayer por la Consejería de Medio Ambiente supondría la protección de más de 121.000 hectáreas. Así, estas nuevas 13.000 hectáreas se sumarían a las actuales 108.086 que abarcan el Parque Nacional y el Parque Natural. Concretamente, esta ampliación que impulsa la Junta afectaría a la cabecera de la cuenca de La Rocina, en la zona protegida bajo la figura de Parque Natural, que pasaría de las 53.835 hectáreas actuales a las 66.835.

A estas nuevas hectáreas habría que añadir la extensión del área marina protegida, que la Junta también quiere ampliar por el especial interés de sus ecosistemas y hábitats naturales y que aún está por determinar en coordinación con la Estación Biológica de Doñana, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Concretamente, la nueva área protegida podría abarcar la línea de playa desde Matalascañas hasta Mazagón. En la actualidad, la franja litoral con protección comprende unos 30 kilómetros que van desde la playa de Matalascañas hasta la Punta del Malandar, en la desembocadura del Guadalquivir, próxima a Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

Respecto a la ampliación concreta que se quiere impulsar mar adentro, aún está pendiente de una propuesta en firme, pero se llevaría a cabo a partir de los 1,6 kilómetros que están protegidos actualmente. Esta iniciativa supondría la ampliación de la franja protegida bajo la figura de Parque Nacional, que comprende 54.251 hectáreas tras las dos ampliaciones de sus límites efectuadas en 1978 y 2004.

Sería, entonces, la tercera ampliación del Parque Nacional desde su declaración en 1969, con un número inicial de 34.625 hectáreas. La primera ampliación fue hasta las 50.270 hectáreas en 1978 con la promulgación de la Ley del Parque Nacional, que se aumentaron en un 7 por ciento (3.531 hectáreas) en 2004 hasta alcanzar las actuales 54.251 hectáreas.

En el Consejo de Participación que debatió ayer la propuesta de ampliación, su presidente, Felipe González, reclamó "imaginación y creatividad" para contrarrestar la consecuente merma de recursos económicos que imponen unos "tiempos difíciles" que amenazan con "prolongarse" más allá de la mera coyuntura y que obligan a un mayor rigor en las cuentas públicas. Aun así González reconoció que "no estamos siendo castigados en políticas medioambientales desde un punto de vista estrictamente presupuestario", si bien ello no fue óbice para que reclamase "afinar nuestra capacidad de imaginar y crear en política medioambiental". En este sentido, para contrarestar la redución de recursos por la crisis, González ya había propuesto en Cádiz el jueves pasado conseguir mediante una "gestión conservacionista" que el patrimonio forestal de Andalucía "dé un rendimiento del 4% de generación de empleo, si es posible permanente y especializado, y en valor añadido".

De otro lado, en su discurso de apertura, el ex presidente del Gobierno conminó a los presentes a mostrar un plus de participación en todos los trabajos que atañen a Doñana, para lo cual puso a disposición del grupo la página web que permitirá amentar "la transparencia" y, a su misma vez, brindar la oportunidad de que todos los agentes sociales que integran el consejo "introduzcan y propongan mejoras a estos trabajos".

En la sesión de ayer, José Juan Díaz Trillo puso el acento en que desde que se gestiona de manera conjunta el Parque Nacional y el Natural, la inversión no ha dejado de ir en alza. En un desglose más pormenorizado, Díaz Trillo cifró "en 5,3 los millones comprometidos en materia de infraestructuras de uso general y adecuación paisajística, un bloque de actuaciones seguido por los casi cuatro millones que se invertirán en materia de seguimiento.

Le seguirán, en lo que respecta a dotación financiera, según informó el titular de Medio Ambiente, los de conservación de la biodiversidad", en la que se preponderará los programas que afecten al lince ibérico y el águila imperial. El resto del montante global atañerá a las relaciones con el entorno y las tareas relacionadas con el uso público, educación ambiental y el desarrollo de planes sectoriales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios