Una asociación denuncia que un portero expulsó de un pub a 15 disminuidos psíquicos

  • Cuando el local comenzó a llenarse el trabajador dijo que "la hora del colegio se había acabado"

Comentarios 1

La Asociación Almeriense para el Síndrome de Down denunció ayer la actitud de los responsables de un pub de Almería cuyo portero echó a un grupo de quince personas con síndrome de Down, cuando el local, en el que estaban con tres monitores, empezó a llenarse de clientes.

La asociación detalló a través de un comunicado que el grupo al que se "invitó" a abandonar las instalaciones del pub Ay Carmela estaba formado por personas totalmente autónomas de entre 25 y 35 años que acudieron al local, al que iban con cierta frecuencia, para celebrar la clausura de un taller de empleo.

Cuando el pub empezó a llenarse de gente, el portero se dirigió a uno de los monitores para decirle que "la hora del colegio había acabado, que el local se estaba llenando y que había que cerrar el colegio".

Tras esta advertencia, el grupo decidió abandonar el establecimiento, no sin que antes el empleado intentara convencer a otro de los monitores de que "en su situación haría lo mismo", según las citadas fuentes.

El colectivo ha rechazado tanto la decisión adoptada por el local, como la forma "chulesca" y "con desprecio" empleada para la expulsión de estos clientes, que se limitaron a tomar unos refrescos y bailar un rato en este pub del centro de Almería.

El pub Ay Carmela es el segundo local de la capital almeriense que ha saltado a la primera plana de la actualidad. La semana pasada un pub de la ciudad recibió una denuncia, que está en manos de la Fiscalía Provincial, por los controvertidos carteles que empleó para hacer publicidad y en los que aparecían dos menores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios