La banca bloquea la construcción del 33% de las VPO previstas en 2008

  • Más de 4.600 viviendas calificadas por la Junta esperan que las entidades financieras resuelvan sobre los préstamos pedidos por las empresas · El Gobierno proyecta planes de apoyo para cada promoción afectada

Comentarios 3

La ambiciosa apuesta por la vivienda protegida de la Junta de Andalucía se está topando con el infranqueable obstáculo de la falta de apoyo financiero. Más de 4.600 de las 14.202 promociones que contaron en 2008 con la calificación favorable de la Junta de Andalucía permanecen paralizadas a la espera de que los promotores reciban el visto bueno crediticio de bancos y cajas de ahorro.

La problemática se conocía, pero no su dimensión. Fue el consejero de Vivienda de la Junta de Andalucía, Juan Espadas, quien dibujó ayer el mapa de la financiación de las VPO en Andalucía, tras un acto con agentes del sector.

Espadas apuntó que en 2008, "el peor año" hasta la fecha en el campo de la construcción, el 53% de las VPO calificadas obtuvieron financiación, mientras otro 33% "sigue en estudio" y a la espera de que las entidades financieras resuelvan si van a apoyar económicamente o no a estas promociones, informó Europa Press. "No se acaba de decir ni que sí ni que no", lamentó Espadas para advertir que esta incertidumbre "agrava la situación de las empresas". De las solicitudes de crédito restantes, en torno a un 2% se denegaron y en otro porcentaje cercano al 10% los empresarios no habían complementado en su totalidad los trámites administrativos exigibles.

Este "retraso" en el flujo del crédito, según describieron fuentes de la Consejería, se ha detectado en el transcurso de las reuniones que el departamento ha mantenido con los representantes de las entidades financieras tras los compromisos asumidos por ambas partes en los últimos meses. En febrero, Vivienda acordó un grupo de trabajo con la Federación de Cajas de Andalucía (FACA) que analizase la financiación que se les procura a los constructores y se quedó a expensas de constituir otra comisión similar con los bancos.

En estas reuniones se llegaría hasta el por qué de los problemas de liquidez que impiden el normal desarrollo de las promociones de VPO y se buscarían soluciones. En 2008 fueron 14.202 licitaciones, pero la previsión aumenta hasta 24.000 en el presente año y hasta las 132.000 en la legislatura, según el reto marcado en el Plan Concertado de Vivienda y Suelo 2008-2012.

La Consejería de Vivienda continúa ideando medidas para evitar la paralización del mercado. Espadas avanzó ayer un "plan de apoyo específico" para ese 33% de promociones que pueden construirse pero que no consiguen financiación. El consejero explicó que se encargará a la Empresa Pública de Suelo (EPSA) un "análisis específico y personificado" de cada promoción de VPO para estudiar su "viabilidad" y, si procede, sopesar un "posible respaldo" o apoyo financiero a esa promoción concreta.

Se analizaría por ejemplo si una promoción en un pueblo concreto supera la renta media de los habitantes y esto dificulta su acceso o si en una determinada localidad se precisa de un régimen de alquiler en función de la demanda mientras se está ofertando en régimen de venta.

Esta ayuda autonómica iría un paso más allá a servir como avalista de los constructores ante los bancos, medida ya anunciada, y será estudiada en profundidad para su definición por otros departamentos de la Junta como Economía o Presidencia. Este plan ya fue avanzado por José Antonio Griñán en su discurso de investidura como presidente de la Junta. Entonces Griñán expuso que la ley del derecho a la vivienda "ha de ser precedida, y complementada, por un plan financiero de apoyo a la vivienda protegida que amplíe la oferta de alquiler con opción de compra, también por actuaciones de rehabilitación y, asimismo, por decisiones sobre el stocks de viviendas terminadas".

El fomento de las VPO es la enseña del plan concertado aprobado el pasado año por la Junta con el beneplácito de los agentes sociales y los ayuntamientos como alternativa a la caída de la actividad en la vivienda libre. Se marcó como objetivo la calificación de 14.000 viviendas en su primer año de desarrollo y, pese a reconocer que es el objetivo de más difícil cumplimiento, superó ese umbral hasta 14.202. El reto de que en 2012 cuatro de cada diez viviendas construidas en Andalucía sean protegidas seguía siendo posible. Pero la falta de financiación para su construcción puede hacer trizas esa aspiración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios