La consejera de Fomento propone que no se pueda embargar la primera vivienda

  • Cortés anuncia la creación de un grupo de trabajo para intentar evitar los desahucios

Comentarios 2

La consejera de Fomento y Vivienda de la Junta, Elena Cortés (IU), propuso ayer en el Parlamento andaluz abrir un debate para considerar en determinados supuestos que la primera vivienda sea considerada como un bien inembargable. Según explicó la consejera, una de sus prioridades es la lucha contra los desahucios.

En su primera comparecencia parlamentaria, donde explicó los objetivos de su departamento para la legislatura, la consejera se comprometió a enfocar el trabajo de su departamento hacia los "sufridores" de la crisis en vivienda, transportes e infraestructuras viarias con el objetivo de incidir en la "intolerable" cifra de paro que tiene la comunidad.

Elena Cortés se comprometió a reivindicar el Estatuto "contra viento y marea" para denunciar a continuación que el Gobierno central lo "incumple" al no consignar la inversiones estatales que recoge su disposición adicional tercera (17,8%) y consignar en los presupuestos el 14,8 %, un incumplimiento -dijo- que está costando a Andalucía unos 427 millones de euros. Además, la consejera justificó el recorte de la Junta de 571 millones en su departamento en las "imposiciones" del Gobierno del PP por la exigencia del objetivo de déficit.

En materia de vivienda, Cortés se comprometió a llevar a cabo el plan concertado de vivienda y suelo enfocado en la demanda, el fomento del alquiler asequible, especialmente para las familias con menos recursos, y en la rehabilitación.

Fomento mantendrá el programa de instalación de ascensores y rehabilitación de vivienda destinado a pymes y autónomos, y "no a las grandes constructoras" y afrontará la recuperación de barrios deteriorados.

Como prioridad estratégica, la consejera se refirió a la lucha contra los desahucios consecuencia de una ley hipotecaria "injusta que privilegia" a los bancos, por lo que ha sostenido que será "innegociable" la reivindicación de la dación en pago para paralizar los desahucios.

Cortés garantizó que apoyará a organizaciones sociales y de consumidores en defensa de personas con problemas de hipotecas y se mostró partidaria de cambios legales, momento en el que propuso al Parlamento abrir el debate sobre la posibilidad de que la primera vivienda sea un bien inembargado en determinados casos.

Otra de las pretensiones de Fomento es poner en marcha el observatorio de la vivienda y hacer aflorar el stock de casas sin vender en la comunidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios