Un consejero de IU defiende el concepto de robo de Elena Cortés y el PSOE discrepa

  • El PP interpreta que para la coalición de IU "es legítimo robar a ciudadanos honrados"

Comentarios 3

Malabares realizó ayer el consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, para defender a su compañera de IU en el Gobierno andaluz y consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, tras defender ésta que no se puede considerar como un robo la acción del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) en los supermercados, ya que eran sólo unos 200 euros y más dinero se ha dado a los bancos. Rodríguez se había preparado una contestación en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno en la que diferenció lo que debería ser el plano jurídico y el social.

"He leído con detenimiento las declaraciones de la consejera y lo que ella pone de manifiesto, que yo comparto, es que hay que abrir un debate serio sobre cómo se distribuye la riqueza en Andalucía y quién paga la crisis; ése es el debate más allá del ámbito jurídico", subrayó Rodríguez.

A su juicio, es necesario que el debate social "se abra camino" porque "no es admisible seguir viviendo como si nada con una realidad de 5,6 millones de parados en España, de 1,7 millones de familias que no tienen ningún miembro en activo o con un 25% de familias viviendo por debajo del umbral de la pobreza", relató solemne el consejero. Y añadió: "No es posible seguir mirando para otro lado con una realidad en la que la evasión y el fraude fiscal de los grandes patrimonios asciende a 65.000 millones de euros en España".

Para el consejero, esta realidad es "responsabilidad directa de quien gobierna en Andalucía y en España, cada uno en el ámbito de sus competencias y atribuciones". En ese contexto, el consejero de IU dijo que las declaraciones de Cortés "se entienden perfectamente" y las compartió.

La titular de Fomento abundó ayer en el asunto y matizó que su frase fue una "reflexión política, en ningún caso jurídica ni de ningún tipo", sobre la situación actual "en un contexto muy duro en el que hay una muy desigual distribución de la riqueza".

Sin embargo en los socios de gobierno la postura fue mucho más distante, e incluso algunos de sus representantes manifestaron su discrepancia con la noción de robo de la consejera. No obstante, las declaraciones no abrirán una controversia entre PSOE e IU más allá de la cercanía y simpatía por el protagonista de las acciones, el diputado de IU Juan Manuel Sánchez Gordillo.

Por parte del Gobierno andaluz, la postura oficial fue la transmitida por el portavoz, Miguel Ángel Vázquez, en una escueta afirmación: "El Ejecutivo que preside José Antonio Griñán no ha apoyado, apoya ni apoyará ningún tipo de acción o declaración que suponga vulnerar el Estado de Derecho". La consejera de Educación, Mar Moreno, señaló en una entrevista en Canal Sur TV que su compañera en el Consejo de Gobierno es "libre de tener su opinión" sobre las distintas acciones llevadas a cabo este verano por el SAT pero recordó no obstante que "ésa no es, desde luego, la que ha defendido el presidente".

El portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento, Francisco Álvarez de la Chica, no comparte las declaraciones de Cortés y sostuvo que su opinión como portavoz parlamentario socialista no debe suponer un problema para el gobierno bipartito de la Junta. El presidente del Parlamento, Manuel Gracia, consideró "desafortunado" el pronunciamiento de la consejera y señaló que el líder jornalero sólo busca "notoriedad" y que se hable "mucho de él". Gracia dijo no compartir las actuaciones de Sánchez Gordillo y añadió que tendría que dar "ejemplaridad" en sus comportamientos.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, interpretó que IU dice "que es legítimo robar a ciudadanos honrados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios