La crisis agrava la pérdida de competitividad andaluza

  • El presidente del Observatorio Económico de Andalucía, Joaquín Aurioles, dice que la comunidad arrastra el problema porque "vive por encima de sus posibilidades" .

La crisis financiera e inmobiliaria agrava la pérdida de competitividad que sufre Andalucía desde hace una década, a la que contribuye el elevado peso del sector público en la economía y el bajo grado de apertura exterior, según el presidente del Observatorio Económico de Andalucía, Joaquín Aurioles.

El problema de la pérdida de competitividad es "un factor estructural" que Andalucía arrastra, según ha explicadoAurioles, porque "vive por encima de sus posibilidades", al tener unos niveles de renta "mucho mayores que su capacidad de producción".

Además, en los últimos años, mientras otros países se han abierto al comercio exterior, Andalucía ha profundizado en su déficit, con un mayor número de importaciones que de exportaciones, y ha basado su economía en la construcción y en los servicios.

"Hemos creado una economía extraordinariamente rentable en 10 años, siempre que consigamos mantener las fronteras intocables, pero en crisis tenemos que subir al ring y vamos a hacerlo en menos forma para pelear que otros que llevan muchos años haciéndolo", ha afirmado Aurioles.

En su opinión, las administraciones públicas deberían tener una perspectiva a largo plazo, y ayudar a transitar por la crisis "con el menos número de muertos posible", para lo que debe reforzar las políticas de contenido social, que "no necesariamente son de bienestar".

A este respecto, ha manifestado que "no termina de ver" el programa de viviendas protegidas porque "no están pensadas para las clases más modestas", las cuales no tendrán recursos económicos para acceder a los precios fijados y lograr una financiación bancaria.

Además, se pretende que la VPO sea "el vehículo a través del que la construcción consiga superar su situación", lo que se enmarca más en una política económica que social, ha insistido.

En el "hospital actual" que supone la crisis económica, es necesario que las administraciones activen los mecanismos "para que la sala de urgencias esté especialmente dotada, y no tanto la planta", ha apuntado.

El también profesor de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad de Málaga ha apostado por que el sector privado tenga un mayor peso en la economía, un requisito necesario para lograr más exportaciones.

"Si hubiera más presencia del sector privado y menos del público, ello revertiría en una mayor proyección exterior" de la economía andaluza, ha recalcado Joaquín Aurioles, quien ha agregado que la administración "no puede ser un lastre" y actualmente es "muy grande y poco eficiente".

El Observatorio Económico defiende en su último informe la reducción del coste que suponen las administraciones públicas para el contribuyente mediante la rebaja de puestos de confianza, la contención del gasto de representación y el control a la proliferación de empresas públicas que suponen una administración paralela.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios