Los damnificados por el incendio de Málaga tendrán un mes para pedir las ayudas

  • La Junta realizará un informe para saber el número de viviendas ilegales y a estudiar caso por caso

Todavía no hay un recuento definitivo de los daños que dejó tras de sí el incendio que arrasó parte de la provincia de Málaga el pasado fin de semana, y que hasta ayer por la mañana no se dio completamente por extinguido desde que se originó el pasado jueves. Pero los alcaldes de los seis municipios afectados y las administraciones no dudan de que serán millonarias dadas los cuantiosos destrozos causados en las llamas en viviendas, vehículos, infraestructuras municipales, carreteras y redes de abastecimiento de agua y electricidad. Todas aquellas personas que hayan sufrido los estragos del fuego tendrán un plazo de un mes para solicitar las ayudas al Gobierno central y que podrían complementarse con el Fondo de Solidaridad Europea.

El primer paso para evaluar los daños provocados por el devastador fuego, que ha arrasado unas 8.225 hectáreas de suelo forestal, urbano y agrícola, se dio ayer en la primera reunión que mantuvieron representantes de la Junta de Andalucía, el Gobierno, la Diputación y los alcaldes de estos municipios. Un total de 87 viviendas muy afectadas, sin contar las de Marbella que aún no han sido contabilizadas, y más de una veintena de vehículos calcinados son los únicos datos ofrecidos hasta ahora sobre los estragos del fuego.

Lo que no está precisado es qué ocurrirá con las viviendas que se encuentran en situación irregular y que los ayuntamientos exigen una postura clara de la Junta, ya que no tendrían derecho a obtener una licencia municipal para su rehabilitación. Un informe aclarará cuál es la solución en cada caso y "habrá que determinar vivienda por vivienda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios