Andalucía

Las diputaciones de Cádiz y Huelva acusan al Gobierno de deslealtad

Ignacio Caraballo. Ignacio Caraballo.

Ignacio Caraballo. / efe

La presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, y el presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo, calificaron ayer de "sorprendente y desleal" la propuesta del Gobierno central para recuperar las playas utilizando el Placer de San Jacinto y la Flecha de El Rompido. Los dos presidentes socialistas coincidieron en destacar que el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, "era consciente desde el primer momento de su incapacidad para responder al ejercicio de su exclusiva competencia, como es el mantenimiento de la franja litoral de ambas provincias".

Así, incidieron en que ambas diputaciones "no van a consentir que se pretenda sacrificar al sector pesquero para tapar su incapacidad de asumir sus competencias" para mantener en perfecto estado nuestras playas.

En este sentido, la presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, criticó que el Gobierno ha planteado "una fórmula que es un ataque frontal a los intereses del sector pesquero de las provincias de Cádiz y Huelva, porque atenta contra pesquerías tan importantes como la chirla, el langostino y la acedía". Además, García consideró "absolutamente inexplicable" que el Gobierno plantee como única solución la extracción de arena desde una reserva de pesca de una "extraordinaria importancia".

Para la presidenta de la Diputación gaditana, "el recurso fácil de intentar culpabilizar a la Junta de un rechazo a su propuesta, que es además compartido por el propio Instituto Español de Oceanografía, no es sino un intento de tapar sus propias vergüenzas, saltándose todos los principios de lealtad, las más elementales reglas de la sensatez y tratando de enfrentar a los sectores pesquero y turístico".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios