Un férreo dispositivo policial vigila la marcha obrera hacia Granada

  • Los agentes blindan los accesos a supermercados y sucursales bancarias ante la comitiva

La marcha obrera del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) llegó ayer a Granada vigilada a lo largo de todo su itinerario por un férreo dispositivo policial. Los agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil blindaron los accesos a supermercados y sucursales bancarias para abortar cualquier intento de asalto u ocupación de dichos establecimientos.

La comitiva reemprendió el camino hacia la capital granadina tras pasar la noche en un polideportivo de la localidad de Peligros. En Ojígares y Armilla realizaron sendas paradas. En ambos municipios bastantes pequeños comercios cerraron sus puertas ante el paso de la caravana. Durante todo el recorrido, los participantes en la marcha corearon las ya habituales consignas de "tenemos la solución: banqueros a prisión" o "reforma agraria ahora". La marcha concluyó con una concentración ante la Subdelegación del Gobierno en Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios