Un sistema de alerta evitará la circulación en sentido contrario en la A-92

  • A la vez que se alerta al conductor, el sistema enviará un aviso a la Guardia Civil, al Centro de Control de Tráfico y al de Conservación para que detengan al vehículo si sigue circulando en dirección contraria.

La Junta de Andalucía instalará el próximo año en 40 puntos de 22 enlaces de la A-92 un sistema de alerta direccional para evitar la circulación de vehículos en sentido contrario en la autovía, una iniciativa pionera en España que ya se ha probado como experiencia piloto en Antequera (Málaga).

Así lo ha anunciado el consejero de Obras Públicas y Transportes, Luis García, durante la inauguración en Granada del II Congreso Internacional Paisajes e Infraestructuras, que analizará hasta el sábado la incidencia ambiental de la obra civil.

El sistema de alerta, consistente en señales acústicas y luminosas que avisarán a los conductores para que se detengan antes de incorporarse a la vía, se instalará en 40 puntos de la A-92 diseminados a lo largo de su recorrido por varias provincias andaluzas, entre ellas la de Granada.

En el recorrido de la autovía a su paso por la provincia de Granada el sistema se implantará en siete puntos comprendidos entre Archidona -límite con la provincia de Málaga- y Loja.

Se trata de un proyecto innovador que busca mejorar la seguridad vial en las carreteras andaluzas, uno de los objetivos del Plan de Infraestructuras para la Sostenibilidad del Transporte de Andalucía (Pista).

A la vez que se alerta al conductor, el sistema enviará un aviso a la Guardia Civil, al Centro de Control de Tráfico y al de Conservación para que detengan al vehículo si sigue circulando en dirección contraria.

La localización de los sistemas de alerta se ha decidido siguiendo los criterios de la Dirección General de Tráfico, según el consejero, que ha anunciado por otra parte el inicio de la redacción del proyecto para el tercer carril en la A-92 en el tramo de 20 kilómetros comprendido entre Santa Fe y Moraleda de Zafayona (Granada). La pretensión, ha precisado el consejero, es continuar hasta Salina, donde se ubica la bifurcación de la A-92 hasta Málaga.

García Garrido ha hecho estas declaraciones tras inaugurar el II Congreso Internacional Paisaje e Infraestructuras, promovido por la Asociación Española de Carretera y en el que se dan cita técnicos, empresas y representantes de las administraciones para analizar la incidencia de la obra civil en los paisajes.

El presidente de esta asociación, Miguel María Muñoz, ha advertido del "recrudecimiento de la dialéctica, tan injustificada como demagógica, de presentar a las carreteras como el villano de la película" y "el gran enemigo público frente al ferrocarril". Muñoz ha subrayado las ventajas y contribución de las carreteras al desarrollo de un país, y ha considerado que no debe causar "el menor pudor hacer un lobby por las carreteras".

Ha abogado por "no confundir términos" sobre la aportación y ventajas de las carreteras porque, dice, ha quedado demostrado que en sus 16 años de existencia en España, la Alta Velocidad, aunque ha reportado "enormes beneficios", no ha sacado "ni un sólo coche de las carreteras". "El AVE compite con el avión, pero no con la carretera", ha precisado.

En materia de carreteras en Andalucía, la pretensión del Gobierno andaluz pasa por culminar en 2009 las obras de nuevo trazado y acondicionamiento de 335 kilómetros (32 de ellos de alta capacidad y el resto de vías convencionales).

Esa actuación se enmarca en el plan Pista, cuyo objetivo fundamental es que el 97 por ciento de la población andaluza esté a menos de 25 minutos de una vía de gran capacidad, según el consejero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios