Siete expertos diseñan el plan para la zona afectada por los fosfoyesos

  • El Gobierno contrata a una empresa para que realice el informe de la recuperación de esta área de la marisma onubense, donde se apilan residuos desde hace 40 años

La primera condición para que se mantenga la actividad industrial de la empresa de fertilizantes Fertiberia es que se lleve a cabo la recuperación de la zona donde se apilan los fosfoyesos desde hace cuarenta años (con una extensión de 729 hectáreas), en la margen derecha del río Odiel.

Para ello, el Ministerio de Medio Ambiente Rural y Marino (MARM) ha contratado, por casi un millón de euros, los servicios de la empresa Tragsatec, que será la encargada de elaborar una propuesta técnica para la recuperación completa del área ocupada por los depósitos. Propuesta que debe ser acorde con la naturaleza y características del terreno ocupado. Con ello, la Administración persigue reconducir el actual deterioro ambiental y paisajístico de la zona afectada hacia un modelo que sea sostenible y "que tenga plenas garantías de estabilidad y permanencia", subrayó ayer el secretario general del MARM, Juan Carlos Martín Fragueiro. Y para ello, se realizarán varios proyectos piloto con los que se pueda determinar qué tipo de cultivo es el más adecuado para restaurar la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios