andalucía masters La crisis golpea al torneo de Valderrama, que se queda sin patrocinio de la Junta

El golf, un dilema de izquierdas

  • Sólo Miguel Ángel Jiménez, organizador del Open de Andalucía y conocido en el circuito como 'El Rojo' por sus filiaciones ideológicas, puede evitar que la región se quede sin un torneo de nivel tras más de 25 años

Comentarios 19

Andalucía, en concreto Cádiz y Málaga con la aparición puntual de Sevilla, se había convertido en el foco continental del golf en los últimos 25 años. Este 2012 prometía con nada menos que cuatro torneos del Circuito Europeo o Carrera a Dubai en esta región. El Open de Andalucía se jugó en Marbella el pasado mes de marzo, el Open de España en Sevilla y el Volvo Match Play en Casares (Málaga), ambos en mayo, mientras que en octubre estaba previsto el Andalucía Masters, pero se ha caído del cartel.

Ni la galopante crisis económica había podido con uno de los buques insignia de los gobiernos socialistas de la Junta: el turismo vinculado al deporte, como gran reclamo para que los extranjeros pasaran unos días en Andalucía. Luciano Alonso, consejero de las dos parcelas hasta las últimas elecciones y que ahora no es responsable de turismo, área en la que están integrados los grandes acontecimientos deportivos que se celebran en la comunidad, había dado prioridad a dichos eventos como reclamo para vender la marca Andalucía. Izquierda Unida tomó el mando de las operaciones turísticas tras los comicios del 25 de marzo y el golf resulta demasiado costoso.

Estando tan magras las arcas públicas, seguramente no sea pertinente debatir si la inversión de tres millones de euros de la Junta en el torneo de Valderrama es o no rentable contabilizando el gasto de los turistas en plazas hoteleras o en la hostelería de la comarca, pero sí hay que incidir en varios puntos.

Habrá que echar números para saber qué penalización aparece en el contrato entre las partes para saber cuánto puede reclamar el Circuito Europeo, amén de daños y perjuicios por cuestiones nada baladíes como los derechos de televisión o la cuantía que pueden exigir los patrocinadores de la empresa que gestiona la Carrera a Dubai. Además, también habrá que estudiar qué ocurre en los próximos años, pues el acuerdo para la celebración de esta cita estaba sellado igualmente para 2012 y 2013.

El Circuito Europeo tiene la sana costumbre de tratar por todos los medios de no cancelar los torneos y por ello busca soluciones para que esto no suceda. Siempre con tiempo, claro. No hay constancia de que la Consejería de Turismo y Comercio haya hecho un esfuerzo por arreglar el problema. Es más, todo lo contrario, pues ni siquiera se dignaron a recibir en Málaga a una delegación del Circuito Europeo que se desplazó desde Inglaterra ex profeso para intentar salvar sobre la bocina la disputa de uno de los acontecimientos deportivos más valorados de la comunidad.

De hecho, la pasada primavera parecía inviable la disputa del Open de Italia, jugado entre el 13 y el 16 de este septiembre en Turín -y ganado por el español Gonzalo Fernández Castaño-, pero la organización con sede en Wentworth (Inglaterra) encontró el camino para solventar el problema para que no se viera abocado a la cancelación. No ha sido así con el Andalucía Masters, que suponía un gasto de magnitud para la Junta y que se lo ha ventilado de un plumazo a escasas semanas de su celebración.

Los organizadores del torneo de Valderrama, además, habían solicitado al Circuito Europeo un cambio de fecha para no coincidir, como pasó en 2011 en China, con otro certamen con una bolsa más jugosa en premios, evitando así que la mayoría de los mejores jugadores del mundo eligieran la otra opción. La petición fue concedida y en vez de pisarse con el BMW Masters de Shanghai, que reparte un sustancioso botín de siete millones de dólares en premios, lo haría con el Perth International, que entrega sólo dos millones de dólares. Obviamente, el interés del Circuito Europeo por el Andalucía Masters era evidente.

Desde 1987, con el Open de España en Las Brisas (Marbella), no ha faltado el Circuito Europeo en Andalucía un solo año, y van 26 consecutivos, siendo el punto culminante del protagonismo de este deporte en la comunidad la Ryder Cup de 1997 celebrada precisamente en el campo sanroqueño, un acontecimiento mundial que puso en el mapa a esta comarca en todo el planeta. Desde 1988 a 2008, en Valderrama se jugaba el Volvo Masters, cierre de la temporada golfística en Europa, amén de acoger esta región otros torneos del European Tour. Desde entonces, el Volvo Match Play (2009, 2011 y 2012), el Open de Andalucía (2009, 2010, 2011 y 2012), el Open de España (2010 y 2012), el Andalucía Valderrama Masters (2010) y el Andalucía Masters (2011) se han celebrado en nuestra comunidad.

¿Seguirá habiendo golf de élite en 2013 por estos lares? En caso de que no se solucione el entuerto con el Andalucía Masters, con la marcha segura del Volvo Match Play y a falta de que se anuncie la próxima sede del Open de España, las miradas apuntan a Miguel Ángel Jiménez. El jugador malagueño, apodado El Rojo por sus filiaciones ideológicas, es el organizador del Open de Andalucía.

Sin confirmación oficial, las negociaciones van por buen camino para que este torneo continúe formando parte del calendario del Circuito Europeo en 2013. Esta cita tiene un presupuesto muy inferior al Andalucía Masters y aunque el golfista de Churriana puso dinero de su bolsillo para financiar la anterior edición, esta vez parece que entre el patrocinio privado y la ayuda institucional no habrá que llegar a ese punto.

El PSOE impulsó el golf en Andalucía como principal estrategia y gran motor para atraer el turismo e Izquierda Unida, con la excusa perfecta (y cierta) de disponer de una partida presupuestaria menguada y condicionado por el prejuicio de que el golf es un deporte de votantes de derechas, prefiere cortar por lo sano. Y, paradójicamente, el único que pueda impedir que Andalucía se quede huérfana de una cita del Circuito Europeo, después de más de un cuarto de siglo con presencia anual de torneos de nivel en la región, sea Miguel Ángel Jiménez, El Rojo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios