Un guardia civil de Málaga cubría las operaciones de una red de narcotraficantes

  • El desmantelamiento de la banda culmina con la incautación de 1.760 kilos de hachís

Comentarios 1

La Guardia Civil de Málaga se ha incautado de 1.760 kilogramos de hachís y ha detenido a cinco personas, una de ellas un agente del instituto armado, concretamente de la Patrulla Fiscal y de Fronteras del municipio malagueño de Algarrobo, al que se le imputa facilitar cobertura a la organización durante los desembarcos de la droga. Las investigaciones corrieron a cargo del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) de la Guardia Civil de Málaga, en la denominada operación Pancho.

La droga se encontraba oculta en una vivienda aislada en el término municipal malagueño de Torrox, que era usada por los detenidos como "guardería" , hallando en ese momento en la misma una furgoneta robada que habían usado supuestamente en alijos anteriores. Durante los tres registros domiciliarios se han intervenido alrededor de 7.000 euros, material electrónico, más de 30 teléfonos móviles, cuatros vehículos, recuperándose también dos furgonetas robadas preparadas para próximos alijos o transporte de hachís.

En el momento de la intervención de la droga, los agentes recibieron apoyo de patrullas territoriales de la Guardia Civil y de la Policía Local de Torrox. Se instruyen diligencias, que, junto a los detenidos, droga y material intervenido, han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número dos de Torrox, que ha decretado el ingreso en prisión de todos los detenidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios