Una cubana inicia una huelga de hambre por las carencias de las ayudas a refugiados en Málaga

  • Sabina Martín asegura que el Gobierno ha incumplido las promesas que le hicieron al llegar

Comentarios 3

Sabina Martín, hermana del preso político cubano Carlos Martín, comenzó el pasado jueves una huelga de hambre después de que, a su juicio, no se hayan cumplido ni se pongan "soluciones" a las promesas que le realizaron antes de llegar al país y ha criticó las condiciones "infrahumanas" en las habitaciones de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) de Málaga, situada en calle Ollerías, donde actualmente está alojada con su familia.

"Lo único que quiero es pasar a un piso, no quiero seguir ni yo ni mi familia en el CEAR", sentenció, al tiempo que aclaró que no dejará la huelga "mientras no se haga justicia". "Quiero que se dé las condiciones de vida que se me ofrecieron cuando salí de Cuba trasladada a España, porque todo fue una mentira y un engaño, nada de lo que se nos ofreció lo hemos visto".

Así, explicó que al llegar a Málaga les prometieron poder irse a vivir a unos pisos pero no ha ocurrido, ya que, aunque en varias ocasiones han dado queja, les dicen que no se los pueden ofrecer porque "pertenecemos al CEAR", lo que calificó la situación de "engaño y mentira". "Lamentablemente esto es una situación muy dura", manifestó, al tiempo que añadió que "cuando a una persona se le ha dicho que tiene unos derechos y deberes y no se cumple nos sentimos molestos y por eso hemos determinado hacer esto", agregó. Reiteró que no quieren continuar en el CEAR de Málaga "porque estamos viviendo en condiciones muy infrahumanas". "Hay niños, viejos, mujeres embarazadas y no queremos seguir en estas condiciones", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios