Dos heridos en Estepona tras un tiroteo en el frustrado atraco a un camión blindado

  • Los asaltantes golpearon a un vigilante para robar el dinero · Una voluntaria de la Cruz Roja recibe un disparo fortuito

Dos hombres protagonizaron ayer un tiroteo con dos guardias de seguridad tras el atraco frustrado a un camión blindado en la localidad malagueña de Estepona. Un agente resultó herido tras recibir un golpe de los asaltantes y una voluntaria de Cruz Roja presente en la escena recibió un tiro en la pierna, si bien ninguno de los dos heridos presentaban heridas de gravedad.

Los hechos sucedieron en torno a las 11:30 cuando dos hombres "se abalanzaron contra los guardias de seguridad para arrebatarles las sacas del dinero. Según explicó a este periódico uno de los testigos presenciales, "escuché forcejeos, pensé que era una pelea, pero los atracadores empezaron a disparar y los guardias abrieron fuego aunque creo que era para disuadirlos".

Según relató el camarero de un bar exterior al centro comercial cercano al lugar de los hechos, "rebotaban las balas, todo el mundo salió corriendo y se vivieron momentos de pánico hasta que uno de los atracadores se tropezó, cayó y perdió la pistola que se quedó sobre el suelo".

Lo que también dejaron atrás los ladrones fue el botín. Según otro testigo, "un chico vestido de gris y con unas bermudas llevaba dos cajas que terminó tirando antes de meterse en la playa, quitarse la camiseta y volver andando por la arena". Su cómplice, mientras tanto, era recogido por un tercer hombre que llegó al lugar conduciendo una moto.

Al cierre de esta edición los atracadores no habían sido detenidos, a pesar de que inmediatamente se puso en marcha un dispositivo integrado por agentes de la Policía Local y Nacional.

El director del centro comercial, Diego Rivero, explicó que en casos como éstos "se pone en marcha un plan de emergencia. Dirigimos a los clientes a la zona más segura, que en este caso era el interior del centro comercial y colaboramos con la Policía en todo lo que podemos".

Rivero explicó que tras producirse el forcejeo, el guardia de seguridad quedó tendido en el suelo "con una herida que sangraba bastante", en principio por un golpe producido con la culata de una pistola de uno de los atracadores, mientras que la voluntaria de la Cruz Roja, con el tiro en la pierna "le atendía en primera instancia".

Los dos heridos fueron trasladados al consultorio de la localidad donde dieron puntos de sutura al hombre y realizaron una radiografía a la mujer para ver la situación en la que se encontraba la herida.

Tras detectar que el proyectil estaba en el interior del muslo, la mujer fue trasladada al hospital Costa del Sol de Marbella.

La víctima, que se encontraba en la calle recogiendo material escolar para una campaña solidaria, recibió un disparo en el muslo mientras los atracadores forcejeaban con los guardias de seguridad. Por la tarde abandonó el hospital.

Según explicaron personas del entorno de la mujer a Europa Press, la herida "tendrá que permanecer 48 horas en reposo con un tratamiento médico y en los próximos días se valorará la intervención quirúrgica".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios