El juez ordena al hospital que guarde sangre de Ortega Cano

  • La Guardia Civil reconstruye el accidente, mientras que la familia del torero defiende que éste no conducía ebrio.

Comentarios 3

 El juez de Instrucción 9 de Sevilla ha ordenado al hospital Virgen Macarena que guarde una muestra de sangre de José Ortega Cano para futuros análisis, en el caso de que se hubiera extraído sangre al torero en el momento en que ingresó en el centro sanitario tras el accidente sufrido la noche del sábado 28 de junio en la carretera entre Castilblanco de los Arroyos y Burguillos. El juez que investiga este siniestro, en el que falleció el vecino de Castilblanco Carlos Parra Castillo, ha tomado esta decisión después de que así lo solicitara la semana pasada el fiscal de Seguridad Vial, Luis Carlos Rodríguez León.

De haberse guardado esta muestra y no desechado tras las primeras transfusiones que se practicaron al torero, este extracto de sangre podría ser una prueba para saber si el torero había ingerido alcohol antes del accidente, como ha expresado públicamente algún familiar de la víctima pese a que el entorno del torero lo niega tajantemente. Si el hospital no hubiera conservado esta muestra de sangre de Ortega Cano tras el accidente, resultaría imposible determinar si el torero conducía ebrio o no, puesto que la Guardia Civil no le practicó la prueba de alcoholemia ante la urgencia de salvarle la vida. En cualquier caso, ni los agentes de Tráfico ni el personal sanitario que asistió al diestro en un primer momento detectaron en él síntomas de que se encontrara bajo los efectos del alcohol.

Mientras tanto, un equipo de expertos de la unidad de reconstrucción de accidentes de la Guardia Civil se ha desplazado desde Madrid para hacer una reconstrucción del siniestro sobre el terreno. En principio, el instituto armado baraja la hipótesis de una velocidad inadecuada para la vía como causa del accidente. El Mercedes R-320 de Ortega Cano invadió el carril contrario chocando frontalmente con el Seat Altea que conducía Carlos Parra. El siniestro se produjo sobre las diez y media de la noche en la carretera A-8002 a la altura de la urbanización La Colina. Unos minutos antes, el servicio de emergencias del 112 había recibido una llamada de un vecino de Burguillos en la que éste alertaba de que un coche similar al de Ortega Cano estaba circulando de manera temeraria por el casco urbano de este municipio.

La familia del torero aseguró ayer que éste no "presentaba sintomatología de alcoholemia en el momento del accidente", por lo que no existe "conexión alguna entre el siniestro y el consumo de alcohol". En un comunicado remitido por el estudio legal Castelló, la familia de Ortega Cano informó de que "a fecha actual no existen indicios que permitan acreditar de forma inequívoca las causas del accidente, dado que las investigaciones no están todavía finalizadas". Los parientes del diestro anuncian acciones legales contra todos aquellos medios de comunicación que hayan podido dañar su imagen revelando "información inexacta". La familia también pide que se "deje actuar al juzgado para que investigue el accidente sin ninguna presión mediática y pueda llegar al completo esclarecimiento".

El parte médico de Ortega Cano es el mismo de los últimos días. El torero lleva ya nueve días en la UCI del Macarena, "persistiendo su estado de gravedad y sin cambios evolutivos reseñables", según el último parte facilitado ayer por el centro sanitario. El hospital ha anunciado que ya sólo emitirá partes médicos cuando existan cambios importantes y significativos en la evolución del paciente. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios