"Lo importante no es ser leal con el programa sino con la gente"

-¿Qué siente del fiasco de la comisión de investigación de los eres falsos?

-Decepción. Era esperable, por su coalición con el PSOE, que IU iba a tener muy difícil hacer un papel frontal en contra. Por lo que hemos sabido, con una orden verbal de Empleo se habría evitado todo el fraude.

-¿El PP no ha sido maximalista? O implicaba a Griñán y Chaves o nada. La síntesis del presidente de la comisión era dura, aunque evitase la responsabilidad de los presidentes.

-Era difícil para el PP no darse por enterado de la responsabilidad que tenían y que se desprende de la declaración del interventor. Pero el trabajo de la comisión queda desdibujado sin las conclusiones.

-Al final, nadie es responsable.

-A la opinión pública le queda mal sabor de boca y la sensación de impunidad con la que actúa el Gobierno socialista andaluz.

-No es responsable ni Guerrero.

-Espero que los jueces compensen lo que ahora no se ha hecho.

-Las comisiones de investigación no sirven para mucho.

-Es dudosa su eficacia.

-El resultado de esta ¿deteriora la imagen del PSOE?

-Cualquiera que hubiese sido el desenlace, deterioraba al PSOE. Lo peor es la sensación de que las instituciones democráticas no son capaces de poner un contrapeso a este tipo de desmanes.

-¿El PP no se está deteriorando también en el Gobierno central?

-Es inevitable cuando gobiernas en una situación de tanta dificultad y tienes tan poco margen. La clave está en trasmitir mensajes y hacer políticas de austeridad que deben ser para todos: administración pública y empresas privadas.

-¿Eso cómo se concretaría?

-La clave es transparencia y honestidad en el plano oficial y el privado. Si se habla con trasparencia es muy difícil que la otra parte no entienda. Hay que reducir salarios para ganar productividad al inicio, y después mejorar la competitividad con más formación e innovación.

-Se le echa la culpa a Europa.

-Han faltado en el ámbito europeo y nacional líderes que explicasen que la moneda única significaba cumplir déficit, deuda e inflación. Pero también converger en educación, formación, en política fiscal y financiera. España ha perdido 20 puntos de competitividad desde que empezó el euro.

-No todo era burbuja inmobiliaria.

-Había muchas burbujas, no sólo la inmobiliaria. Y al final, una burbuja nacional: la creencia de que estábamos en un paraíso gracias a la moneda única. El euro era importante, pero hacían falta más esfuerzos. Y no se convocó al país a esos esfuerzos por quien debía hacerlo.

-Transparente significa cumplir los programas. El PP ha hecho lo contrario de lo que prometió. Educación e innovación son dos de las partidas que más se han reducido.

-Lo más importante no es ser leal con el programa, sino leal con la gente; y tienes que hacer los esfuerzos para que el país vaya mejor. El PP no tenía los datos de déficit. Y la reducción del déficit provoca un grave malestar, y tienes que explicar mucho las razones.

-En 2011 el Estado se desvió tres décimas. El desfase se produjo en las autonomías, casi todas en manos del PP. Debían saber que su programa era inviable.

-Inviable, no. Podían pensar que era difícil. Sabíamos las dificultades para sacar a España adelante.

-Falta una unión fiscal en Europa, pero además hay una escasa afición a pagar impuestos en España.

-Nos queda mucho por aprender sobre cumplimiento fiscal. No hemos hecho la convergencia con Europa. Es una asignatura pendiente.

-Los que tienen nómina son los únicos controlados. El rigor con grandes fortunas, profesionales liberales y grandes empresas es relativo.

-Con este Gobierno se ha intensificado la lucha contra el fraude. La conciencia fiscal es para todo el mundo, y efectivamente, sólo los que estamos en nómina estamos controlados. Al resto, sean pequeños o grandes, le falta sensibilidad.

-Con la amnistía han aflorado 150 millones de euros. Es ridículo.

-Lo de la amnistía es ridículo, estoy de acuerdo. Pero en la presión contra el fraude se está trabajando bien.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios