ángel lópez lópez catedrático de derecho civil y ex presidente del parlamento andaluz

"El impuesto de sucesiones y donaciones no debería existir"

  • El profesor propone un impuesto sobre las grandes fortunas y otro de patrimonio que sea 'testigo' para el IRPF Es partidario de las donaciones 'inter vivos'

Comentarios 1

Ángel López López (Sevilla 1944) fue portavoz socialista en la primera legislatura del Parlamento andaluz. Después, consejero de Presidencia de Rodríguez de la Borbolla y presidente del Parlamento. Se retiró de la política activa en 1988.

-¿Hay diferencias en el Derecho Civil en el interior de España?

-Es curioso que los que tienen un derecho civil de tradición relativamente distinta sean los catalanes. Es signo de todo lo catalán, tan igual y tan distinto…

-¿En qué se traduce?

-Los catalanes han tenido siempre el régimen de separación de bienes; nosotros el de gananciales. Hay quien sostiene que la emancipación de las mujeres catalanas surge del sistema de separación.

-¿Es la razón?

-Hay también una componente cultural. No hay que caer en la tentación de hablar mal de lo catalán por el hecho de ser catalán.

-Los desencuentros entre Reino Unido y Europa han acabado mal.

-Lo que hay que decir a los catalanes es "os necesitamos profundamente y nos necesitáis igualmente", que es una forma científica de decir "os queremos".

-En el impuesto de sucesiones ha habido desigualdad. Andalucía lo tenía caro. Otras autonomías al quitarlo hacían dumping fiscal.

-El impuesto de sucesiones no debería existir. Y no por la transferencia de ricos a pobres, sino porque el sistema fiscal fuera medianamente sano. Es un caso claro de doble imposición, en el sentido económico del término.

-Es un impuesto cedido.

-La regulación básica es del Estado, pero las comunidades autónomas pueden incidir sobre la tarifa y las exenciones. Y el que hace tarifa y exenciones pone las reglas… Al final se utiliza como elemento de dumping fiscal. Y lo pagan las clases medias-medias.

-¿Debería intervenir el Estado?

-El Estado tiene potestad de armonización. Debería hace mucho tiempo o haberlo quitado o haber dado un margen de maniobra mínimo. Por ejemplo, se puede entender que al patrimonio agrario, importante en Andalucía, haya que darle un tratamiento distinto.

-¿Cuál sería su fórmula fiscal?

-Habría que crear un impuesto sobre las grandes fortunas, mantener el impuesto de patrimonio para todos, pero no para cobrar sino para que sea testigo del de la renta, y suprimir el impuesto de sucesiones.

-¿Cómo funcionaría ese testigo?

-Habría que poner un impuesto del patrimonio en el que se empezara a pagar a partir de muchos millones, pero que lo presentase todo el mundo. Su misión no sería recaudatoria, sino de testigo para el gran impuesto, que es el IRPF.

-¿Cambiaría el IRPF?

-El IRPF debería ser competencia del Estado, sin tramos autonómico y estatal. Y luego realizar las políticas distributivas. O como me dijo en una ocasión mi maestro García Añoveros: que el porcentaje que se cediera a las autonomías estuviese en relación inversa a la renta de cada una: a Madrid se le cediese menos y a Extremadura más.

-No le gusta el sistema actual.

-Se ha impuesto una versión frívola y desilustrada del egoísmo.

-En las elecciones de diciembre se habló mucho de reforma constitucional y ahora nada. ¿Es urgente la reforma?

-Lo urgente es recuperar un consenso constitucional básico. Y no se ven propuestas salvo la Declaración de Granada de los socialistas.

-¿Usted qué tocaría?

-No solo las cuestiones territoriales. Hay que remodelar a fondo Poder Judicial, Tribunal Constitucional, Tribunal de Cuentas, Defensor del Pueblo, protección de los consumidores, sistema fiscal en general y no sólo financiación autonómica, y sistema electoral.

-¿Cómo se le hace un traje cómodo a Cataluña?

-Hay una gran división social en Cataluña y en el resto de España en relación al encaje catalán. Creo que lo único factible es la implantación del Estado federal, con todo lo que eso supone de pérdida de poderes tanto para la Federación como para los Estados federados.

-¿Suprimiría el Senado?

-Todo lo contrario: es una pieza básica del Estado Federal; las grandes cuestiones de política territorial se deben debatir prioritariamente allí.

-¿Qué le parece el reciente acuerdo para rebajar el impuesto de sucesiones en Andalucía?

-En este panorama caótico la solución que ha tomado la Junta adecenta técnicamente el impuesto y consigue que su impacto real sea casi nulo.

-Mucha gente se empadronaba antes en el País Vasco y últimamente en Madrid para no pagar impuesto de sucesión.

-El dumping fiscal que ha hecho el País Vasco con el impuesto de sociedades ha sido mucho más dañino que lo que ha podido hacer Madrid eliminando el impuesto de sociedades.

-Sus 'vacaciones fiscales' fueron declaradas ilegales por la Comisión Europea.

-En la reforma del impuesto de donaciones y sucesiones que PSOE y Ciudadanos van a presentar en el Parlamento andaluz se ha suprimido el salto técnico, y eso es positivo.

-Está exento hasta 250.000 euros, entre 250.000 y 350.000 se paga por lo que rebase y sí hay salto técnico a partir de 350.000…

-En valores fiscales 350.000, hay que ser muy rico… Antes de esta reforma, si te daba 174.999, estabas exento, pero si llegabas a 175.001, pagabas por la totalidad, no por el euro de más.

-César Molinas propone abaratar el impuesto de donaciones para que los patrimonios pasen a generaciones más jóvenes y emprendedoras. Sostiene que para luchar contra la deflación es mejor la política tributaria que bajar los tipos de interés.

-Los grandes inversores son siempre institucionales y las personas jurídicas no tienen edad. Pero la idea de Molinas nos lleva más lejos: en el Código Civil las donaciones están reguladas no entre los contratos, sino en el libro de las sucesiones, porque de tradición aquí nadie ha donado nada más que mortis causa.

-¿Qué ventaja le encuentra a una donación 'ínter vivos'?

-Evitaría fraude fiscal. Hasta ahora si un padre quería donarle a un hijo su vivienda habitual se fingía que le había comprado el piso.

-¿Propone una especie de 'mejora en vida'?

-Que ahora solo existe en la herencia. Se trataría de poder diferenciar antes de la muerte a un hijo con alguna necesidad a la que no puede hacer frente. Estas personas se ganarían la vida y consumirían. Uno de los grandes problemas que impide crecer a este país son los salarios bajos.

-¿Hacienda es una barrera para las donaciones?

-No se hacen donaciones no sólo por falta de tradición, sino porque el Fisco nos cruje…

-¿Necesitamos una legislación específica?

-Hasta ahora las donaciones en vida han sido en la mayoría de los casos para defraudar; la vía sucesoria tiene otra lógica. La legislación de donaciones existe, lo que tienen es que quitar el impuesto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios