Un individuo se enfrenta a nueve años por intentar matar a su pareja

  • El Ministerio Fiscal asegura que el acusado persiguió a la víctima mientras huía en dirección al centro hospitalario y le golpeó en la cabeza arrojándole un ladrillo

Un vecino de Puente Genil se enfrenta a nueve años de prisión por un presunto delito de homicidio en grado de tentativa y malos tratos por, supuestamente, intentar matar a golpes a su compañera sentimental, a la que llegó a golpear en la cabeza con un ladrillo. Los hechos se produjeron los días 11 y 12 de junio del año pasado. Según relata la Fiscalía Provincial de Córdoba en su informe provisional de acusación, el procesado y la víctima se enzarzaron en una discusión en la mañana del día 11 motivada por el hecho de que su hija, de 5 años, no quería comer. El procesado -G. C. R.-, al parecer, se puso "muy agresivo" y le propinó a su compañera un "fuerte puñetazo en la sien" que le hizo caer al suelo, al tiempo que le arrojó encima un plato con comida muy caliente.

La violencia continuó a la mañana siguiente. El Ministerio Público relata que la pareja inició de nuevo una discusión cuando ella le comunicó al presunto agresor su decisión de acudir al hospital para ser asistida de las lesiones sufridas el día anterior. Al comprobar que la mujer empezó a buscar la documentación necesaria, "la agarró fuertemente del jersey y la arrastró por las escaleras de la casa, al tiempo que le propinó múltiples puñetazos en la cabeza". Según el fiscal, la víctima llegó a perder el sentido momentáneamente, pero reaccionó gracias a que algunos vecinos la rociaron con agua para que recuperara la conciencia.

La Fiscalía relata cómo la víctima, tras recuperarse, salió corriendo en dirección al centro hospitalario de la localidad -ubicado a unos 900 metros de su domicilio-, aunque fue perseguida "en todo momento" por el procesado. Según el Ministerio Público, de forma "reiterada" y "actuando con ánimo de acabar con su vida" no dejó de propinarle golpes muy fuertes en la nuca, hasta el punto de perder una prótesis que tenía en la boca y empezó a sangrar. Asimismo, G. C. R. intentó estrangularla valiéndose de una camiseta, e incluso le golpeó con fuerza en la cabeza valiéndose de un ladrillo.

La víctima, finalmente, consiguió alcanzar el centro hospitalario, donde los vigilantes de seguridad pudieron ver a través de las cámaras "la forma tan violenta en que el procesado agredía a su compañera". Los vigilantes la auxiliaron y dieron aviso a la Policía Local. Los agentes personados detuvieron al procesado y acompañaron a la víctima al servicio de urgencias para que fuera asistida de las "múltiples lesiones que presentaba".

El informe realizado por el médico forense detalla una innumerable sucesión de heridas: una contusión en el pabellón auricular izquierdo con rotura del tímpano, erosiones en el hombro izquierdo, una quemadura por cigarrillo en el cuello, pérdida de prótesis dentarias, numerosos hematomas en el muslo izquierdo, erosión en la rodilla...

El día en que ocurrieron los hechos la víctima solicitó una orden de protección, medida a la que renunció el pasado noviembre. La Fiscalía concluye que los hechos constituyen un delito de maltrato y un posible homicidio en grado de tentativa, infracciones por las que pide nueve años de cárcel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios