El riesgo de inundaciones impide desactivar el plan de emergencia en Córdoba y Jaén

Aunque la situación mejora y hay una "tendencia creciente a la normalidad", la Junta ha decidido mantener los planes de emergencia en Córdoba y Jaén como medida preventiva ante el riesgo de posibles inundaciones. El operativo funciona en su fase provincial y con una mayor incidencia en determinadas zonas de ambas provincias, proclives a que una eventual crecida del río Guadalquivir provoque nuevas inundaciones.

En Jaén, siete carreteras continuaban anoche cortadas al tráfico por estar anegadas y cubiertas de lodo, barro y piedras. Municipios como los de Villanueva de la Reina, Andújar y Marmolejo están bajo el control de este dispositivo, al haber sido detectadas inundaciones que podían superar la atención de los medios y recursos locales. También hay zonas en las que se ha decidido no llevar a cabo aún el realojo de viviendas.

En Córdoba, las urbanizaciones cercanas al aeropuerto continúan inundadas y, por lo tanto, las familias que viven en la zona aún no han podido volver a sus casas. Precisamente ayer, la organización Ecologistas en Acción indicó que "el grave problema social y medioambiental" que implican estas viviendas, "fruto de la apatía de las administraciones públicas", no pasa por la legalización de las parcelaciones" en las que fueron construidas.

Por otra parte, el gobierno municipal de Pozoblanco (Córdoba) acordó ayer solicitar al Gobierno la declaración de zona catastrófica tras los daños sufridos por las lluvias de los últimos días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios