La inversión en Doñana, en peligro de extinción

  • El Gobierno detrae 300.000 euros de los fondos del espacio natural y liquida las ayudas de impulso socioeconómico · El plan de la Junta cae un 27,7% en el presupuesto actual

Comentarios 1

Nada más tomar posesión de su cargo el recién investido presidente del Consejo de Participación de Doñana, Felipe González, animaba a las instituciones que integran el sanedrín a "agudizar el ingenio" como herramienta con la que contrarrestar el previsible descenso de fondos al que obligaba la crisis económica.

Nadie imaginaba por entonces que los recortes se ejecutarían de forma tan abrupta. A expensas de que la Junta de Andalucía concrete su Plan Anual de Trabajos e Inversiones para 2013, lo cierto es que los precedentes no son nada halagüeños. El Ejecutivo de Mariano Rajoy ha optado por aplicar severos tijeretazos a las subvenciones dirigidas a los Parques Nacionales, lo que se traducirá en 500.000 euros menos, si bien falta por concretar qué porcentaje de esta cifra atañe a Doñana. Lo que es seguro es que de los presupuestos Generales del Estado se detraerán 300.000 euros a la Reserva de la Biosfera de diferentes partidas que irán a parar a otros parques nacionales.

La estela de recortes también ha tocado de lleno los fondos que se liberaban para las áreas de influencia socioeconómica de los Parques Nacionales, que según asegura el PSOE han sido eliminados. Dichas subvenciones alcanzaban anualmente en torno a un millón de euros según denuncian Ecologistas y alcaldes socialistas, dirigiéndose dichos recursos "al apoyo de iniciativas, tanto públicas como privadas, tendentes a la modernización de las infraestructuras, la conservación o restauración del patrimonio natural y arquitectónico, la puesta en marcha de actividades económicas (en especial las apoyadas en usos tradicionales) y, con carácter general, cualquier iniciativa pública o privada expresamente contemplada en los Planes de Desarrollo Sostenible de los municipios que conforman sus áreas de influencia socioeconómica".

Fuentes consultadas por esta redacción destacaron que gracias a ello en los últimos años se han financiado infinidad de proyectos ligados a los aprovechamientos madereros, turismo activo y de naturaleza, ganaderos y de agricultura ecológica, entre otros.

Estos recursos se financiaban con cargo al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, si bien era la propia Junta quien fijaba las bases y baremos a través de un orden para mantener el equilibrio entre aquellos proyectos impulsados por las propias corporaciones locales (con un importe mínimo de 18.000 euros), así como los liderados por la iniciativa privada (con un máximo de 25.000 euros). Hace escasamente dos meses se aprobaron las subvenciones correspondientes al 2011, por lo que será en 2014 cuando los Ayuntamientos y la ciudadanía en general constaten los recortes.

Los socialistas recalcan que ello representa un "nuevo agravio del Ejecutivo de Rajoy, dado que estas subvenciones "se han mantenido siempre desde el Estado", por lo que entienden que su eliminación representa un "fuerte varapalo" para la comarca y, en concreto, para Almonte. En los últimos cuatro años el municipio percibió 1,6 millones de euros, de los cuales un millón se destinaron íntegramente a subvencionar proyectos liderados por el propio Ayuntamiento.

Pero la sangría económica no sólo cae del Gobierno central. La Junta de Andalucía también ha recortado los fondos destinados a Doñana en este ejercicio, pasando de los 18,4 millones de 2011 a 13,3 en 2012, un 27,7% menos. Estos recursos se traducen anualmente en infinidad de programas en materia de uso público y visitas, de educación ambiental, relaciones con el entorno, conservación de la biodiversidad, infraestructuras de uso general y adecuación paisajística, seguimiento e investigación, mantenimiento y servicios generales, amén de otros trabajos e inversiones.

Para maquillar las cifras la institución autonómica habla de "optimización" de los recursos que han "propiciado el mantenimiento e incluso la mejora del estado de conservación del espacio natural", como en su día se encargó de subrayar el entonces consejero de Medio Ambiente, Juan José Díaz Trillo.

Los recortes también atañen a la investigación que se desarrolla en Doñana. Sólo los fondos Europeos, que en la mayoría de las ocasiones la administración estatal y autonómica venden como propios, mantienen inalterado su compromiso inversor. La Estación Biológica de Doñana, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, reconocía recientemente esta dura realidad y el director de la institución, Juan José Negro, cifraba en un 20% el descenso de las aportaciones del Estado central que sufriría la comunidad científica, si bien matizó la dificultad de concretar qué porcentaje de esta inversión tocará los proyectos que atañen a la reserva de la Biosfera.

En el periodo comprendido entre 2004 y 2008, en el parque y su entorno se desarrollaban 89 investigaciones anuales con la participación de 165 instituciones, proyectos que ahora han bajado sustancialmente pero que cuyas cifras ninguna institución quiere concretar.

Ecologistas en Acción considera "alarmante" esta situación, máxime cuando entienden que las políticas de conservación han de estar precedidas del rigor científico. Su portavoz, Juan Romero, ve necesario "priorizar los proyectos de restauración ecológica y reducir en paralelo partidas superfluas como los gastos que genera la retira de residuos sólidos de las hermandades rocieras que, defiende, "han de ser financiadas por las propias entidades religiosas". En este sentido reclama que se reforesten los cauces de los arroyos y se minimice el impacto agrícola, propuestas que va en consonancia con la petición de la ejecución del Plan de Regadíos de la Corona Norte de Doñana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios