La familia del joven atrapado en los escombros no pierde la esperanza de que esté vivo

  • Los equipos de rescate lo tienen localizado, está vivo y han comenzado la ruta para rescatarlo

Un malagueño lleva dos días atrapado en los escombros de un edificio de México Un malagueño lleva dos días atrapado en los escombros de un edificio de México

Un malagueño lleva dos días atrapado en los escombros de un edificio de México

La familia del malagueño Jorge Gómez Varo, un aparejador de 33 años que estaba en su puesto de trabajo cuando México sufrió el terremoto, no pierde la esperanza de que esté vivo, ya que al parecer ha sido localizado por cámaras térmicas.

"Es un chico muy sano, fuerte y que piensa rápido, por lo que creen que le ayudará a sobrevivir hasta que lo rescaten", ha asegurado a Efe su hermano Alejandro, que no descartan que en las próximas horas se desplacen hasta México si fuese necesario.

La familia está pendiente de las labores a través de las informaciones que continuamente les da la novia de Jorge, que está en el lugar de los hechos, así como otros compañeros de trabajo.

Desde México les ha explicado la novia que están cavando un túnel con cincel y martillo con mucho cuidado para evitar derrumbamientos.

Jorge está bajo los escombros de un edificio y la familia tiene constancia de que está vivo gracias a una llamada telefónica de una compañera que aportaba dichos datos.

Gracias a ese teléfono las personas que participan en el rescate han detectado unas ondas telefónicas que permiten saber con mayor exactitud donde están situados, según ha explicado Alejandro Gómez.

Ha querido dar las gracias a todas las personas que están colaborando en su rescate y ha destacado que no han dejado de trabajar ni un minuto desde que se conoce que hay gente con vida en la zona.

"Jorge lleva dos años en México y vive con su pareja, ella está siendo muy fuerte y no deja de contarnos cómo va todo", ha relatado, al tiempo que espera que el rescate sea pronto porque llevan ya muchas horas sin comida ni bebida.

Pero las tareas de rescate son complicadas, según han informado a la familia los servicios de emergencia. “Esto va a ser muy lento, porque no pueden meter máquinas, trabajan con cincel”, de forma manual, para evitar el derrumbe de la estructura del edificio de seis plantas donde Jorge trabajaba. De hecho, un experto “topo” enviado a la zona para sacar supervivientes ya ha realizado ocho entradas a puntos del edificio.

“Él se encontraba en la segunda planta, y ayer se produjeron los primeros rescates de gente que estaba en la quinta y en la sexta”, asegura Alejandro, que agradece el trabajo que está desarrollando la empresa “que está actuando ahí para sacarlos”, así como otras empresas de la zona, que también colaboran en el rescate.

Jorge, que lleva tres años residiendo en México para la empresa consultora gallega Valora Consultores, se vio sorprendido por el fuerte terremoto de 7 grados en la escala Richter que sacudió el martes, a las 13:14 horas locales (20:00 horas en España) el centro del país y que ha provocado al rededor de 300 muertos.

En el edificio donde trabajaba permanece más gente atrapada, aunque se desconoce el número exacto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios