El marido de la alcaldesa de Jerez niega que ascendiera por su relación

  • Pese a no tener el Bachillerato, fue nombrado jefe de Gabinete y fue antes de ser su pareja

Comentarios 2

Cuatro nuevos imputados prestaron ayer declaración por el caso de los asesores, la querella que el ex alcalde de Jerez Pedro Pacheco interpuso contra la actual alcaldesa, Pilar Sánchez (PSOE), por la presunta contratación irregular desde 2005 de unas 32 personas que han podido suponer un coste para las arcas municipales de más de 7 millones. Si tres de los imputados se acogieron a su derecho de no contestar a la acusación particular, el cuarto imputado, el marido de la alcaldesa y ex jefe de gabinete, Juan Carlos Jiménez, no tuvo reparos en contar "toda la verdad". Tras más de dos horas de declaración, dijo estar "muy tranquilo", ante la "falsedad de las acusaciones". Su abogado, el letrado Esteban Mestre, ha presentado un escrito solicitando el archivo de la causa al "no haber veracidad alguna en las acusaciones".

"Se ha desvanecido, no ha sido capaz de probar ni una sola de las seis líneas que dedica a la acusación contra Juan Carlos Jiménez", expresó el letrado, advirtiendo, que el marido de la alcaldesa "sí ha probado que no ha cobrado ni la mitad de lo que se le acusa -unos 3.000 euros en lugar de los más de 6.000 que se le imputan en la querella- y que estaba capacitado para ejercer como jefe de gabinete, pues se ha formado en función pública -ha superado tres oposiciones de Administración Local para su acceso a la Policía, y en una de ellas fue el segundo en la comunidad autónoma- y éste además es un puesto que sólo se basa en las demostradas capacidades y confianza de quien lo nombra bajo libre designación".

Según recordó el abogado de la acusación, Felipe Meléndez, en su declaración Jiménez negó que ser pareja de la alcaldesa hubiese sido algo paralelo a su ascenso y aumento de ingresos, y apuntó ser asesor antes que pareja sentimental. Tras admitir ante la juez del caso que carecía de título de bachiller cuando ejerció el cargo, el escolta y ex jefe de gabinete de Alcaldía "ha mantenido que la relación no ha llevado a su nombramiento como asesor de Presidencia, pues él asegura que la relación empieza a finales de verano de 2008, y se mantiene como asesor de presidencia hasta que cesó por dimisión en abril de este año", dijo Meléndez.

En julio de 2008, antes de la fecha que él marca como inicio de la relación, la cúpula regional del PSOE forzó a la alcaldesa a frenar una subida salarial a Jiménez -que iba a pasar a cobrar de 55.000 a 68.000 euros brutos anuales- tras las presiones de la oposición. Pese a todo, Jiménez pudo "extralimitarse", como defiende la acusación, de las simples funciones previstas para el personal eventual de confianza, pues como reconoció la alcaldesa ante la juez en su día, "se encargaba de coordinar todas las actividades de la alcaldesa; supervisar su agenda; funciones de seguridad; auxiliarla en la gestión de eventos como el GP de Motos; o preparar los informes de los actos relevantes de Alcaldía...".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios