El móvil de José Bretón desmonta su coartada

  • La pericial que analiza meticulosamente los datos de su teléfono confirma que nunca llegó con los niños al parque Cruz Conde

Comentarios 14

Tuvo la precaución de apagar su teléfono móvil en varias ocasiones aquel 8 de octubre en que se esfumaron Ruth y José. Pero no sabía que el terminal, pese a todo, se mantenía activo. Con esta baza juega ahora la empresa Net Computer Forensic SL, que analiza todos los datos ocultos en el iPhone de José Bretón a petición de la acusación particular, tirando de sus más de diez años de experiencia pericial especializada y de las tecnologías de última generación.

Los expertos trabajan en la elaboración de un minucioso informe -protegido todavía por el secreto sumarial- que reconstruirá cada paso que dio el presunto asesino de los hermanos onubenses en la jornada de la desaparición y su geolocalización en las horas clave.

Uno de los peritos que investiga el teléfono de Bretón confirmó ayer en exclusiva a este periódico que "nuestros datos coinciden total y plenamente con los aportados por la Policía", con lo que podrán avalar científicamente "los itinerarios y horarios sin ningún problema". Este detalle es "muy importante", subraya, ya que si la defensa del encartado decide encargar un tercer informe pericial al respecto, "llegará a las mismas conclusiones que la Policía y que nosotros, porque un perito nunca va a mentir".

El móvil, desconectado o no, desmonta la coartada de Bretón: "No llegó nunca con los niños al parque Cruz Conde de Córdoba", sentencia el experto en base al análisis de la localización del terminal. Sin embargo, existen lapsos temporales que necesariamente requieren de la interpretación de los técnicos de Net Computer Forensic y que "hay que poner en correlación con otros datos de la investigación que indican perfectamente que hizo un montaje".

El experto consultado por este rotativo adelantó que entre las conclusiones del informe que prepara figura el hecho de que José Bretón "fabricó pruebas" en dos sentidos: unas para despistar a los investigadores, caso de la sábana que fue hallada en la ribera del Guadalquivir a su paso por la capital cordobesa; y otras tantas orientadas a "confirmar que ese día y a una hora determinada estaba en tal sitio".

En este sentido, aseguró el perito, "pensamos que lo mismo que generó pruebas para despistar también las hizo a propósito para poder defenderse si por error alguien, algún testigo, hubiera dicho que lo había visto en otro lugar distinto", lo que indica, a su entender, que "lo había estudiado todo a conciencia".

En opinión del investigador de Net Computer Forensic, lo hizo todo "muy astutamente". Su experiencia profesional le hace pensar que Bretón es un psicópata de manual, porque "es meticuloso, estudia cada centímetro y cada paso antes de darlo".

El día de autos, afirma el analista, el padre de Ruth y José "se fue temprano a la finca de Las Quemadillas en el coche de su hermana para preparar toda la estrategia que tenía respecto a la hoguera". Pero también realizó otros movimientos que todavía no puede desvelar debido al secreto que pesa sobre las actuaciones. "Nosotros lo tenemos perfectamente localizado", sentencia.

La inclusión del informe sobre el móvil de José Bretón en el sumario se está demorando debido, entre otros, al inesperado giro que ha dado el caso en las últimas semanas. Los peritos han descartado otras posibilidades de análisis abiertas después de conocer los informes antropológicos que apuntan a que los restos hallados en la hoguera de la parcela de Las Quemadas pertenecen, con toda probabilidad, a dos niños de seis y dos años. Simultáneamente se han abierto nuevas posibilidades y han hallado "muchas novedades que todavía no estaban contempladas en la investigación".

Quedarán también ensamblados en el documento pericial los movimientos que realizó en las jornadas precedentes al 8 de octubre. Eso permitirá a los expertos enclavar científicamente cuándo realizó el presunto asesino de los niños "la compra de combustible, el lugar y la hora en el que entregó a los chiquillos o las paradas intermedias" que realizó en sus viajes entre Huelva y Córdoba y "qué relación tienen con algunos de los puntos".

En la redacción del informe colabora un perito ingeniero informático que, después de analizar las coordenadas geográficas extraídas del terminal de José Bretón, "las está trasladando a mapas que nos trazarán más adelante los recorridos que efectuó ese día".

El responsable de Net Computer Forensic indicó a este diario que, tras el examen a fondo de la memoria del teléfono, los peritos llegaron a detectar que "en tres días distintos" José Bretón se detuvo en la localidad sevillana de Écija cada vez que viajaba de la capital cordobesa a la onubense, o viceversa. Cada pausa tuvo una duración de entre ocho y quince minutos. Los investigadores aún no trabajaban con la hipótesis del crematorio, lo que motivó que "pensáramos que pudiera haber buscado en esa zona algún escondrijo, algún sitio donde meter a los niños".

Se trata de un área de campo abierto, extensa, teniendo en cuenta que la precisión de la tecnología con la que trabaja Net Computer Forensic abarca un radio de acción de entre 200 y 300 metros.

"Enviamos a uno de nuestros investigadores a ese punto", relata el perito, que se encargó de rastrear la zona en busca de cualquier evidencia de la presencia de Bretón en el paraje astigitano. Ni rastro. No se hallaron ni agujeros ni movimientos de tierra en los sembrados que apuntaran a la posible construcción de un escondite o un zulo en el que ocultar a los niños o los enseres necesarios para hacerlos desaparecer. "Igual paró allí a orinar o a fumarse un cigarro", nada que ver con el caso. Así que esta línea de investigación fue automáticamente descartada y "ni siquiera dimos parte al juzgado".

Paralelamente, los peritos en alta tecnología aportarán al documento algunos datos relativos a las comunicaciones que Bretón mantenía con Ruth Ortiz y que "reportarán información valiosa sobre su personalidad a los psicólogos". El experto detalló que llama la atención "la forma de tratar los mensajes y las llamadas de ella, el lenguaje que utilizaba o la insistencia con que lo hacía".

Aunque el grueso del examen y la interpretación de los datos del iPhone del presunto parricida ya se ha completado, Net Computer Forensic ha solicitado al Juzgado de Instrucción 4 de Córdoba que le facilite -a través de la abogada de Ruth Ortiz, Reposo Carrero- información sobre llamadas y facturas de teléfono "que queremos cotejar con los nuestros para dejarlo todo bien atado e incluirlos en nuestro informe", de modo que en el futuro no haya que añadir otro examen anejo al existente.

La investigación pericial es " lo más meticulosa y profunda posible", de modo que el abogado de José Bretón, José María Sánchez de Puerta, "tendrá muy poco adonde agarrarse para poder defenderle". Los peritos tienen claro, no obstante, que el letrado tratará de encontrar cualquier resquicio para desmontar el informe, "por lo que estamos dejando bien atados todos los cabos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios