Antonio Sanz, secretario general del PP-A

"Las municipales han sido la palanca para el cambio en Andalucía"

  • El dirigente popular adelanta que ya están "preparados" para las autonómicas.

Comentarios 13

-Tras las municipales, ¿toca ya trabajar en clave regional?

-Ya estamos. El PP en estos momentos es un partido en Andalucía preparado para gobernar y, con independencia de cuándo convoquen las elecciones, lo tenemos todo preparado. Yo espero que en el mes de julio cerremos los preparativos de la campaña electoral y vamos a llegar a agosto con todo preparado para afrontar la campaña electoral en cualquier momento. Ahora mismo estamos en la fase preparatoria de esa campaña electoral y del proyecto político de gobierno para Andalucía. Creo que el mejor espejo del cambio político en Andalucía son nuestros alcaldes y alcaldesas. Queremos hacer en Andalucía lo que María José García-Pelayo está haciendo en Jerez.

-¿Los resultados de las municipales pueden predecir lo que ocurrirá en las autonómicas?

-Creo que los ciudadanos han roto claramente con los engaños y la soberbia del PSOE de 30 años y han dicho claramente en las urnas que necesitan el cambio político. El PP en estos momentos cree que los ciudadanos han decidido cambiar de Gobierno en Andalucía, más que por un agotamiento del PSOE que evidentemente lo es, por la necesidad de dar un voto de confianza a otro proyecto político. Desde luego el PP considera que las elecciones municipales han sido la palanca definitiva para el cambio político en Andalucía, el último peldaño de la escalera del cambio y el impulso claro para el cambio político. Ahora se trata de rematar la faena.

-Si finalmente se confirma ese cambio en la Junta, ¿veremos junto a Arenas a un consejero jerezano?

-(Risas) Pues como jerezano lo que da mucha mala suerte es hablar de esas cosas, porque no conozco a nadie que le hayan dicho que va a ser miembro de un gobierno que luego lo haya sido. Dicho eso, Javier sabe desde hace muchos años que llevo toda la vida aprendiendo de él. Trabajar con él es un máster en la vida, no sólo en la política. Es el mejor político, el mejor olfato político de este país y el mejor ministro de Empleo de la democracia. Ante una Andalucía con las necesidades que tiene es un privilegio trabajar a su lado. Sabe que me tiene a su entera disposición. Yo soy una persona disciplinada. Aurelio Romero (diputado del PP) también lo sabe, porque la primera campaña la hice con 15 años con él. Sin el trabajo del año 83 y de personas de la figura política de Aurelio y de muchas personas que han hecho el PP, y entonces AP, ahora no sería posible el gobierno de García-Pelayo en Jerez. Desde que empecé no he pedido nada, todo me ha venido rodado, me ido encontrando con responsabilidades gracias a la confianza, especialmente, de Arenas. Y como eso me ha venido rodado, que sea lo que quiera Javier Arenas.

-¿Cuál es su objetivo en el PP?

-Mi aspiración es que Javier Arenas sea el presidente de la Junta. Llevo 27 años trabajando para que Andalucía cambie y tenga un presidente de la talla política de Javier Arenas. Y, por tanto, mi único objetivo, mi dedicación en estos momentos es que sea presidente, con independencia de donde esté yo. Él sabe que cuenta conmigo y también ha contado en los malos y en los buenos momentos. Hace mucho tiempo que Arenas me preguntó qué quería ser de mayor. Yo estaba en las juventudes del partido, pero había un congreso y tenía la oportunidad de ocupar un puesto de primer nivel en las juventudes. En un hotel de Sevilla, me preguntó: "¿Tú qué quieres ser un hombre o un niño?". "Pues yo un hombre" y me dijo, "pues entonces te vienes conmigo para abajo". Luego tuve otra ocasión. En las elecciones generales del 93, fui candidato al Congreso de los Diputados, iba el 4 y salieron tres. Pero las incompatibilidades entonces provocaron que una persona tuviera que dimitir y me tocó a mí ir al Congreso. Y también le volví a preguntar. Le dije: ¿Qué hago? Y me dijo: "Pues tienes a tu edad, -yo tenía 24 ó 25 años-, dos posibilidades. Si te vas arriba, vas, tocas el botón y votas; si te quedas conmigo te aseguro que vas a hacer muchas cosas". Y debo ser de los casos extraños que renunció irse al Congreso y decidí quedarme en Andalucía. Javier sabe que si he tenido renuncias de este tipo, lo he hecho por él, y porque he creído en él desde el principio.

-En un momento en que los políticos son considerados por muchos ciudadanos como un problema, ¿que opina del movimiento 15-M?

-Soy muy respetuoso con cualquier movimiento ciudadano o social. Pero hay que partir de la verdad, lo que está en crisis o lo que se ha puesto en cuestión no son los políticos, lo que está en cuestión es un proyecto político que ha fracasado. En segundo lugar, quienes argumentan las bases de algunos movimientos sobre la teoría de la desconexión del ciudadano con la política, pues en una comunidad autónoma donde ha subido cuatro puntos la participación, es imposible sostener que los ciudadanos estén desconectados de la política. Comprendo que haya en estos momentos preocupación e indignación, pero hay que confiar en el sistema. Ya no es una cuestión sólo de izquierdas o derechas, sino de recetas que funcionan o no funcionan. A Teófila Martínez no la vota en Cádiz sólo el PP. A García-Pelayo no la ha votado sólo el PP en Jerez. Quiere decir que los ciudadanos confían en la política y en los políticos por encima de las ideologías, incluso. Ésa es la prueba de la madurez del sistema.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios