Los robos de pescado ponen en peligro la acuicultura en Huelva

  • La oleada de asaltos a las piscifactorías puede dejar sin ingresos a unas 700 familias

La Asociación de Empresas de Acuicultura Marina de Andalucía (Asema), que agrupa a más del 95% de la producción acuícola de Andalucía, ha alertado de una nueva oleada de robos de pescado en las instalaciones acuícolas onubenses de las localidades de Isla Cristina, Ayamonte y, especialmente, Cartaya, que está ocasionando pérdidas de unos 30.000 euros semanales. Cifra que de seguir así podría superar los 600.000 euros durante la temporada estival, poniendo en peligro la viabilidad de las empresas, y por tanto la subsistencia de más de 700 familias que viven de esta actividad en la provincia de Huelva.

Según explicó a este periódico el coordinador técnico de Asema, Alfonso Macías, el fenómeno de estos robos no es nuevo, pero esta oleada coincide con la llegada del buen tiempo, el aumento de la demanda de pescado por parte de los consumidores y el recrudecimiento de la crisis económica, que hace que cada vez haya más familias atravesando dificultades.

Macías también apuntó que en esta ocasión "la dinámica a la hora de perpetrar los robos ha variado ligeramente respecto a otras ocasiones", ya que "las bandas utilizan a dos o tres personas como señuelo para llamar la atención de los servicios de vigilancia de las empresas y, mientras tanto, por otra zona de la instalación otros tres o cuatro individuos entran en la explotación sigilosamente y cometen los hurtos". Asema destacó el "enorme esfuerzo y colaboración" de las fuerzas policiales y la Guardia Civil, al intentar controlar los robos.

Según Asema, las administraciones deberían incidir en el "control de la distribución" del pescado robado. Asunto en el que hasta el momento, a pesar de venir denunciando estos hechos desde hace ya bastantes años, "los resultados han sido inexistentes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios