Andalucía

El juez se plantea llamar a declarar a la hija de Ana Julia Quezada

  • Un policía local declara que la camiseta no estaba horas antes en el lugar en el que dijo encontrarla la asesina confesa

Beatriz Gámez, abogada de Ana Julia Quezada. Beatriz Gámez, abogada de Ana Julia Quezada.

Beatriz Gámez, abogada de Ana Julia Quezada. / carlos barba / efe

El titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Almería, Rafael Soriano, continúa con la instrucción de la causa de la muerte del niño Gabriel Gruz. Tras una nueva ronda de declaraciones de testigos, el magistrado ha trasladado que habrá nuevas testificales y entre ellas el posible testimonio de la hija de la autora confesa del asesinato, Ana Julia Quezada.

"Es posible". Ésa fue la respuesta de la abogada Beatriz Gámez, que ejerce la defensa de Quezada. También es posible que vuelva a declarar la mujer dominicana. Esto último no sería extraño pues, como recordó el letrado de los padres de Gabriel, Francisco Torres, "cuando termine la instrucción, bien sea por la vía del auto de procesamiento si se sigue ante un tribunal ordinario, bien sea por la vía de la audiencia preliminar si se sigue por un procedimiento ante el jurado, hay que llamarla sí o sí".

Poco de lo relatado ayer al juez. Sí se sabe que entre los testigos declaró un policía local de Níjar que señaló que rastreó las inmediaciones de la depuradora de Las Negras el mismo día en que la autora confesa del crimen afirmó haber encontrado allí una camiseta del menor sin hallar nada. También declaró el jefe de parque de bomberos de Almería y una amiga del padre de Gabriel, así como que otra persona más hará lo propio por videoconferencia.

Todos ellos ratificaron lo que ya declararon en su día a la Guardia Civil y se desconoce quiénes pueden ser los nuevos testigos, al margen de la posible citación de la hija de Quezada. La investigada ya sabe que el juez ha pedido una valoración de los gastos que conllevó la investigación y búsqueda del niño, según su abogada, quien subrayó que de todas formas no podrá abonar dicho coste porque "no tiene dinero".

Gámez insistió en que tras la carta remitida por su cliente al programa de Ana Rosa es de suponer que Quezada está "arrepentida". La abogada aseguró que ni la ha leído, ni tuvo conocimiento de la misma hasta que la investigada comunicó a su despacho que la había remitido. Gámez expresó su preocupación por que con las nuevas declaraciones la instrucción pueda retrasarse más de lo previsto y no concluir antes de que concluya el mes. Algo en lo que no coincide Torres, quien vaticina que seguramente no durará "más de ocho o diez días".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios