Una plataforma de hipotecados y el 15-M logran aplazar un desahucio

  • La concentración de un centenar de personas a la puerta del domicilio de Andrea Aguado, en Rincón de la Victoria, presiona para la suspensión del lanzamiento

"¿Cómo voy a estar de acuerdo con marcharme de mi casa? Sí con el aplazamiento. No tengo a donde ir", fueron las palabras de Andrea Aguado a la pregunta que le hacía la secretaria judicial en el momento de la entrega de la notificación. La orden de desahucio fue suspendida hasta el 6 de septiembre. "Si lo han aplazado ha sido por el apoyo que me han dado todos, si me llega a pillar sola se meten en mi casa", aseguraba Andrea agradecida al centenar de personas que se concentraron a las puertas de la urbanización de Añoreta en Rincón de la Victoria.

El apoyo lo han puesto los miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, Democracia Real Ya y el Movimiento del 15 de Mayo en Málaga que realizaban la primera acción de este tipo en Málaga desde que comenzaran las protestas ciudadanas hace más de un mes. Desde las nueve de la mañana esperaban con cantos, pancartas y palabras, a los funcionarios del juzgado encargados de comunicar el desahucio. Esto no es un lujo, es un derecho; Hoy por Andrea, mañana por quien sea; Esto lo hacemos porque somos humanos, abajo los bancos, abajo los tiranos; Se acabó la soledad, el 15-M siempre está; Así, así, ni un paso atrás, este desahucio lo vamos a parar fueron algunos de los lemas más coreados, junto con el clásico No nos moverán. El carácter no violento de la convocatoria animó a que se acercaran simpatizantes del movimiento con sus hijos, como el pequeño Mario, de 13 meses.

En torno a las 10:15, una secretaria judicial se personó en el edificio para notificar el aplazamiento a la propietaria, aunque no pudo hacerlo hasta una media hora después, dado que los manifestantes no estaban de acuerdo con que la funcionaria efectuase la notificación en la puerta de la vivienda de la afectada. Bloquearon la entrada al edificio y, pese a los intentos de la comisión judicial y de los agentes de la Guardia Civil que la acompañaban, obligaron a que la comunicación se llevase a cabo en el portal, ante los medios de comunicación y los propios concentrados. "Contenta no puedo estar porque esto sigue su curso. Hay que ser realista. La casa está subastada y adjudicada. Vamos a seguir luchando desde la plataforma porque no es un caso aislado, es de muchos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios