El presidente del Consejo del Brandy niega cualquier vínculo con el caso ERE

  • Evaristo Babé se queja de que nadie le ha notificado que la juez Alaya investiga sus sueldos y anuncia reclamaciones

El presidente del Consejo Regulador del Brandy de Jerez, Evaristó Babé, se mostró ayer "profundamente asombrado e indignado" después de conocer "a través de los medios de comunicación" que Mercedes Alaya, juez que investiga los ERE fraudulentos, ha pedido en un auto a la Policía que indague los sueldos que cobra, ya que dice que figura como beneficiario en dos pólizas por las que cobra 2.000 euros mensuales.

Babé aseguró que la acusación es "absolutamente falsa de principio a fin" y afirmó que "me preocupa mi seguridad jurídica al no haber tenido conocimiento de nada, ya que yo me entero esta mañana [por ayer] por el periódico de que el auto dedice esto, pero yo ni conozco el auto ni se me ha citado en ningún momento", con lo cual "es un auto que supongo que es presunto, porque no sé si existe o si no existe, pero desde luego es rotundamente falso la acusación de que yo he cobrado de unos fondos de la Junta ni de nadie".

Babé explicó que los consejos reguladores no estuvieron acogidos a ningún ERE. "Fue un procedimiento de salida del personal que cumplía las condiciones establecidas, que fue con una ayuda de la Junta que la cobran junto a su indemnización. Eso se aportó a una compañía de seguros y es un seguro de prima única y esa compañía es la que paga la pensión correspondiente a los prejubilados, pero yo no estoy prejubilado, y se puede ver en mi historial laboral en la Seguridad Social que yo llevo treinta y tantos años cotizando de manera ininterrumpida".

El presidente del Consejo Regulador del Brandy cree que "se me ha hecho un daño grave al honor desde el punto de vista personal, familiar y profesional". "También me duele porque es una desgracia para el sector, que bastante ha tenido en los últimos tiempos para que ahora se me mezcle en un asunto que no se a quién beneficia", dijo. Lo que tiene claro Babé es que "desde luego alguien quiere perjudicarme, no sé si como represalia a algo que yo he tenido que hacer en un momento dado en representación de los intereses de las bodegas como presidente de Fedejerez". Babé anunció además que ejercerá "las acciones oportunas y pediré los daños y perjuicios que correspondan".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios