"El pueblo está destrozado"

  • Momentos de tensión y altercados de familiares con los cámaras tras el suceso

La alcaldesa de Benacazón, Juana María Carmona (PSOE), acudió ayer al lugar de la explosión y allí declaró que el pueblo "está destrozado" por la muerte de cuatro vecinos que no sobrepasaban los 45 años de edad y tenían hijos pequeños. La regidora indicó a los periodistas que las instalaciones que ayer saltaron por los aires se habían remodelado recientemente, por lo que pueden considerarse prácticamente nuevas.

Las dos pirotecnicas que tiene Benacazón, un municipio con poco más de 6.200 habitantes, se encuentran a pocos metros una de otra, alejadas del pueblo por caminos de tierra y rodeadas de un extenso olivar. La segunda fábrica, Nuestra Señora del Rosario, estaba ayer por la tarde cerrada a cal y canto; sus responsables tampoco respondían al teléfono pese a ser un día laborable. Con la tragedia sucedida y las decenas de cámaras y periodistas que se personaron en el lugar para cubrir la información, era lógico que esta segunda pirotecnia no tuviera actividad, comentaban los vecinos.

Con un calor sofocante y pegajoso sumado a la tensión del momento, algunos familiares de los fallecidos reaccionaran violentamente contra los cámaras y periodistas de televisión, a los que amenazaron con arrojarles piedras y les exigieron que no filmaran imágenes para preservar la intimidad y el dolor por el que estaban atravesando. Horas después, se acercaron a los periodistas que habían recriminado y pidieron perdón por lo sucedido.

Algo más tarde, pasadas las 16:30 de la tarde, también llegó el consejero de Empleo, Manuel Recio, quien quiso expresar su pésame a las familias de las personas fallecidas e indicó que se estaban realizando las investigaciones oportunas para aclarar los hechos y el origen de la explosión, que se produjo cuando se preparaban fuegos de artificio para surtir a las fiestas primaverales de las localidades vecinas del Aljarafe.

El subdelegado del Gobierno, Faustino Valdés, también estuvo en el lugar de los hechos acompañado por sus asesores, pero no hizo declaración alguna a la prensa. Únicamente se limitó a reunirse, al otro lado del cordón de seguridad, con los técnicos y fuerzas de seguridad que operaban en la zona antes de abandonar el lugar en su coche oficial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios