Cuatro quirófanos de un hospital de Málaga sufren un sabotaje

  • Los cables de los aparatos de anestesia aparecieron cortados, lo que provocó un retraso en las primeras operaciones

Comentarios 2

Cuatro quirófanos del Hospital Clínico Universitario de Málaga sufrieron ayer un sabotaje al aparecer cortados los cables de los aparatos de anestesia, incidente que ocasionó un retraso en las primeras operaciones, aunque no se suspendió ninguna intervención.

Según ha explicado hoy a Efe un portavoz del centro hospitalario, el hospital ha abierto una investigación para esclarecer la autoría de este acto vandálico, que fue descubierto por la mañana durante la revisión del material que se hace habitualmente antes de la primera intervención de la jornada.

El problema se pudo subsanar con rapidez porque consistía en cambiar los cables que habían sido cortados supuestamente con unas tenazas o tijeras, y había material disponible en el almacén.

Aunque dentro de los quirófanos no existe ninguna cámara de seguridad, sí hay vigilancia en los accesos, por lo que el hospital revisa las imágenes para aclarar quién pudo sabotear los aparatos, y si se trata de algún trabajador o una persona ajena a las instalaciones.

De la noticia da cuenta hoy el diario SUR de Málaga, que señala que la zona quirúrgica es de acceso restringido, y dado que los quirófanos se utilizan en horario matutino y vespertino, se supone que el sabotaje se ejecutó por la noche o de madrugada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios