La quema de rastrojos en una finca de Coín originó el fuego que calcinó 8.000 hectáreas

  • Aún no hay detenidos, porque no se ha podido determinar la autoría de la hoguera

Comentarios 1

Era la principal hipótesis que se barajaba sobre la causa del peor incendio ocurrido en la provincia de Málaga en las últimas dos décadas. El informe realizado por la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF) asegura que fue la quema de restos de poda en una finca de Coín lo que originó el pasado 30 de agosto el fuego que arrasó 8.225 hectáreas de seis términos municipales y se llevó por delante la vida de una persona.

El punto de origen del incendio, según las conclusiones del informe que hizo público ayer la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, fue presuntamente en una finca ubicada junto al cerro Alaminos. En este lugar, los investigadores encontraron evidencias y restos vegetales de adelfas, ciprés, palmera y jacaranda, con los que se había realizado una hoguera que, al parecer, fue abandonada cuando estaba todavía incandescente.

Eso propició que las llamas se propagaran en dos frentes, uno hacia el norte en dirección a caseta Alaminos y otro hacia el oeste en dirección a Barranco Blanco, que fue el paraje desde donde se dio aviso del incendio sobre las 18:50 de la tarde de aquel fatídico día.

Pese a que se conoce el punto exacto desde donde partió el fuego, no se ha podido determinar aún la autoría de la hoguera. La finca desde donde supuestamente habría partido el fuego está formada por dos viviendas, una habitada por temporadas por un ciudadano extranjero que no se encontraba en el país aquel día y la otra alquilada a otros forasteros que presuntamente tampoco estaban en la casa en el momento en el que se declaró el incendio. La investigación se centra sobre las personas que pudieron tener acceso a la finca y por el momento no hay detenidos.

El presunto autor de este incendio se enfrenta a un delito por negligencia por realizar una quema de restos vegetales pese a ser una actividad que totalmente prohibida durante la época de peligro alto de incendios en zonas forestales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios