Un sevillano logra que un burro haga ejercicios de doma clásica

  • El animal, a punto de cubrir seis años, desarrolla sus piruetas con el jinete vestido de bandolero y ya ha actuado en varias ferias de Andalucía por las que cobra 300 euros.

Comentarios 18

El sevillano Carlos Román ha logrado que su burro Caramelo desarrolle ejercicios de la doma clásica propia de los caballos, como el piaffe o el passage, el paso español o piruetas directas e inversas, algo que se considera insólito.

El burro, a punto de cumplir seis años y que vive en Montellano (Sevilla) junto a su noviaPiruleta y su cría, desarrolla sus piruetas con el jinete vestido de bandolero y ya ha actuado en varias ferias de Andalucía.

El jinete ha asegurado que cuando acaba sus actuaciones, por las que cobra 300 euros, los mayores "se echan las manos a la cabeza y se comen a besos al burro porque no se pueden creer que un animal tan bruto haga estos ejercicios".

El burro, que le regaló un amigo y está "entero", "es como un hijo mío y no se vende", subraya después de confirmar que ha rechazado una oferta de 6.000 euros por el animal y de destacar que lo que le más le gustó al principio era el color del pelo.

Domador habitual de caballos, el jinete decidió intentar enseñar al burro los pasos de doma clásica por gusto y no porque le viera alguna condición especial.

Tras siete meses de trabajo hizo su primera exhibición, por la que le pagaron 100 euros, y cuando demostró sus habilidades ante la prensa en los terrenos de la Escuela de Arte Ecuestre de Montellano, los curiosos que se acercaron y trabajadores de obras del entorno no pudieron evitar aplaudirle.

El jinete, que también tiene habilidades para pintar óleos, muestra su agrado por los piropos que recibe y se sorprende por una "frenada" que hace con el animal, lo que comprueba con el rastro que deja en la arena.

El expresidente de la Asociación Hípica de Montellano, Rafael Romero, uno de los curiosos que se acercan a verle, ha vaticinado que el burro "le va a quitar de trabajar" al jinete porque es algo "portentoso" jamás ha visto en su vida, "ni parecido", enfatiza.

Romero fue el primero en ofrecerle dinero por actuar, cien euros, y ha destacado lo "insólito" del burro "Caramelo" en un pueblo de unos 7.000 habitantes que tiene mil caballos "de montura" junto a otras 2.500 cabezas equinas censadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios