Todos los sistemas del Guadalquivir salen de la situación de emergencia

  • La regulación general, de la que dependen los regadíos, pasa a estado de alerta

Los embalses de la Cuenca del Guadalquivir recuperan poco a poco la normalidad tras cuatro años de sequía. Todos los sistemas de la demarcación consiguen esta semana salir de la situación de emergencia, que se establece cuando las reservas no pueden responder a la demanda de un año. El conjunto de la cuenca se encuentra al 48,5%, con 3.492 hectómetros cúbicos embalsados. De sus 23 sistemas, 15 pasan a tener la consideración de normalidad, 6 de prealerta y 2 de alerta, entre ellos el de la regulación general. De este último depende la mayoría de los regadío y ayer se situaba al 42%, con 2.050 hectómetros cúbicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios