El subdelegado de la Junta en el Campo de Gibraltar abandona el cargo

  • Tomás Herrera, ex alcalde de Algeciras con el que el PSOE no contó para el 22-M, dimite y retorna a su puesto en Unicaja

"Mi techo en política ha acabado. Los tiempos en política tienen una fecha determinada". El subdelegado de la Junta en el Campo de Gibraltar, Tomás Herrera, anunció ayer que deja el cargo. Lo hace después de nueve meses. Herrera llegó a este puesto tras dimitir como alcalde de Algeciras una vez que su partido, el PSOE, decidió no contar con él para el 22-M y preferir a Rafael España, quien precisamente dejaba la Subdelegación de la Junta en el Campo de Gibraltar para aspirar a la Alcaldía algecireña. El 22-M dio la mayoría absoluta al Partido Popular con los siguientes resultados: PP, 16 concejales; PSOE, 6; Izquierda Unida, 3, y Partido Andalucista, 2.

Herrera, que rechazó que se definiera su dimisión como alcalde y su nombramiento posterior como subdelegado -camino inverso al que recorrió Rafael España- como un cambio de sillones, insistió en que se marcha para retomar su carrera profesional en Unicaja, una decisión que ya tenía tomada desde hace unos meses. Ha esperado hasta ahora para "no influir" en los resultados de las elecciones municipales, que fueron desastrosos para su partido. En cuanto a su vuelta a la entidad financiera, Herrera se afanó en recalcar que no tiene que ver con una reorganización de Unicaja y que incluye prejubilaciones. "Voy a trabajar en lo que me encomienden. Seré uno más del equipo de trabajo".

El presidente de la Junta y secretario general del PSOE-A, José Antonio Griñán, se refirió ayer en Granada a la dimisión de Herrera en los mismos términos. "Me lo dijo y le dije 'espérate hasta que pase las elecciones municipales y luego lo haces", recordó el dirigente socialista.

En la rueda de prensa en la que anunció su dimisión, Herrera destacó que se convertirá en un militante de base que asumirá las decisiones de la mayoría de los socialistas. En cuanto a su posición sobre las voces críticas con la gestión del alcaldable del PSOE en los últimos comicios, Rafael España, y el impulso de una alternativa en el seno del partido en Algeciras, subrayó que no le gustaba hablar de hipótesis. "En política todo es muy cambiante", se limitó a decir Herrera. Eso sí, en su despedida dedicó elogios a Griñán, "un buen presidente" que lo nombró subdelegado de la Junta porque a pesar de ser defenestrado como candidato a la Alcaldía quería seguir contando con él. Por eso, volvió a reiterar que su marcha se debe estrictamente a motivos profesionales y que no es fruto de los malos resulatados de los últimos comicios.

El presidente provincial del PP de Cádiz, José Loaiza, tildó de "impresentable" la dimisión de Herrera "en plena crisis" tras el incidente ocurrido el martes en el puerto de Gibraltar y con "un vertido que está contaminando más de seis kilómetros de playa del litoral campogibraltareño". Loaiza hizo hincapié en San Fernando en que "todos conocen cómo ha sido la vida de Tomás Herrera, la pelea del PSOE en Algeciras, los cambios de sillones y los cambios de coches oficiales", y aludió a la candidatura de Rafael España a la Alcaldía de Algeciras y "el cambio" por Tomás Herrera, que entonces era el alcalde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios